• El ministro de asuntos militares de Israel, Avigdor Lieberman, inspecciona las casas quemadas en el asentamiento Halamish, al noroeste de Ramalá, 27 de noviembre de 2016.
Publicada: lunes, 5 de diciembre de 2016 7:25
Actualizada: lunes, 5 de diciembre de 2016 9:52

Israel insiste en que cualquier solución para Siria debe forzar la salida del país árabe ‎del presidente Bashar al-Asad y de sus partidarios iraníes.‎

"Para cualquier acuerdo sobre Siria es crucial que se cumplan dos precondiciones: Al-Asad y los iraníes deben abandonar Siria", declaró el ministro de asuntos militares del régimen israelí, Avigdor Lieberman, citado el domingo por el portal Web estadounidense JTA.

El ministro israelí alegó que la expulsión de Al-Asad y de los iraníes de Siria es un imperativo para poner fin a la violencia en dicho país. Estas declaraciones de Lieberman no concuerdan con la realidad del conflicto armado sirio, pues existen pruebas evidentes de que el régimen israelí está profundamente involucrado en la crisis siria a través de sus apoyos omnímodo a los grupos terroristas y extremistas para derrocar al Gobierno sirio.  

Para cualquier acuerdo sobre Siria es crucial que se cumplan dos precondiciones: Al-Asad y los iraníes deben abandonar Siria", declaró el ministro de asuntos militares del régimen israelí, Avigdor Lieberman.

Lieberman, asimismo, enfatizó que Israel no quiere a un Irán poderoso cerca de los territorios ocupados, y por eso pide que EE.UU. actúe con mayor contundencia en el Oriente Medio: argumento que refleja la insatisfacción israelí por la reticencia del presidente estadounidense saliente Barack Obama a emplear mayor fuerza en la región.

 

"Es imposible llegar a una solución (en Siria) sin una mayor implicación de EE.UU. en el proceso", indicó.

Por último, Lieberman dio la bienvenida a la decisión del  la Cámara de Representantes el Senado de Estados Unidos, que ampliaron la Ley de Sanciones a Irán (ISA, por sus siglas en inglés), durante 10 años más. "Es importante avanzar con más sanciones" para contrarrestar la influencia de Irán en la región, declaró.

Aunque el Gobierno iraní ha prometido cumplir con los términos del acuerdo nuclear, conocido también como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), pese a la llegada al poder de Donald Trump, un férreo opositor al pacto, ha advertido de que tomará "medidas apropiadas" ante cualquier violación del convenio.

mkh/nii/

Commentarios