• El primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu.
Publicada: domingo, 17 de abril de 2016 16:27

El primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu, afirma este domingo que “Israel nunca se irá de los altos de Golán”, región siria ocupada militarmente desde la guerra de 1967.

“Israel no bajará nunca de la meseta de Golán. La línea de la frontera no va a cambiar y no importa quién esté en el gobierno del lado sirio”, ha explicado este domingo Netanyahu en referencia a los diálogos intersirios que se celebran en la ciudad suiza de Ginebra y la posibilidad de una reincorporación del Golán.

Israel no bajará nunca de la meseta de Golán. La línea de la frontera no va a cambiar y no importa quién esté en el gobierno del lado sirio”, ha explicado el primer ministro israelí Benyamin Netanyahu.

En declaraciones durante una reunión del gabinete israelí celebrada en ese territorio ocupado, Netanyahu ha sostenido que ya es el momento de que la comunidad internacional “reconozca la soberanía israelí” a esos casi 1200 kilómetros cuadrados.

A este respecto, también ha propuesto que sería mejor que los diálogos intersirios no incluyan la cuestión del Golán como parte de un futuro acuerdo que ponga fin a cinco años de crisis en Siria.

Luego de apuntar que es la primera vez que la reunión del gabinete israelí se celebra en los altos de Golán, el premier ha indicado que esta elección tiene un “mensaje claro” sobre la nueva postura oficial del régimen de Tel Aviv.

“Fortaleceremos la colonización, la industria y la agricultura, y lo haremos también por medio de decisiones que tomaremos hoy (…) En esta convulsa zona, Israel es un factor estabilizador. Israel es la solución y no el problema. (…) El Golán se mantendrá en manos de Israel para siempre”, ha sostenido.

Seguidamente, Netanyahu menciona su conversación telefónica de la noche del sábado con el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, con quien trató sus preocupaciones por un posible regreso de los altos de Golán a Siria.

De acuerdo con Netanyahu, el jefe de la Diplomacia estadounidense ya sabe que Israel solo aceptaría un acuerdo para Siria “con la condición que no sea a costa de la seguridad israelí”.

Esta desesperación de Netanyahu se debe a la petición del presidente sirio, Bashar al-Asad, al Gobierno de Washington de que cualquier acuerdo de paz para el conflicto sirio incluya el reconocimiento de EE.UU. de que el Golán es parte integral de Siria.

En junio de 1967 y en el marco de la Guerra de los Seis Días, el régimen de Israel ocupó la meseta de Golán a Siria; y la incorporó al sistema jurídico israelí en 1981, lo que implica su anexión de facto.

No obstante desde 1974, la Fuerza de las Naciones Unidas de Observación de la Separación (FNUOS) vela por el alto el fuego entre ambos lados, lo que no ha evitado un sin número de escaramuzas y enfrentamientos en esa región.

Mientras en la década de los 90 algunos primeros ministros israelíes, incluido el propio Netanyahu, llegaron a negociar con Siria su completa devolución a cambio de la paz; en 2015, Netanyahu reivindicó la soberanía de los altos de Golán y pidió a EE.UU. que lo reconociera en compensación por el acuerdo nuclear de Irán.

tas/ktg/mrk

Comentarios