• Nueva estructura económica del sistema capitalista después del 2008

    Nueva estructura económica del sistema capitalista después del 2008

¡Uf, los hechos siguen corriendo recontra velozmente! Las divagaciones (promesas) del show electoral estadounidense están disipándose rápidamente.

Hoy día viernes 10 de febrero de 2017 el “impredecible” presidente estadounidense, Donald Trump, en una conversación telefónica con al presidente chino, Xi Jinping, finalmente ha desmentido toda esa argucia del proteccionismo, aceptando la política de Pekín de “una sola China”, cuando dijo: “entiende completamente la gran importancia de que el Gobierno estadounidense siga la política de una sola China, y añadió que su Administración se adhiere a la política de una sola China” (1).

Probablemente esto haya sido parte de su entendimiento en el “Gran Acuerdo” ocurrida entre octubre y noviembre de 2016. Y los monopolios estadounidenses, algunos ya lo habían advertido, continuaran con sus operaciones en territorio chino, lo contrario, sería una locura, así lo amerita la nueva situación mundial.

En el curso de estos hechos históricos, el 9 de enero de 2017 fue publicada el artículo: “Occidente se desploma” (2). Allí lo central, después de la implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental ocurrida a finales de  2016 que estaba en conjunción con la perdida de la hegemonía mundial estadounidense en 2010, fue la nueva estructura económica del sistema capitalista mundial emergida tras la gran crisis económica iniciada en 2008 y trabajada en este artículo hasta el sexto lugar en el que ubicaba precisamente a Rusia.

Veamos esto en el siguiente cuadro que está escrito en el artículo, “Occidente se desploma”:

Primero: China.

Segundo: Estados Unidos.

Tercero: India.

Cuarto: Japón:

Quinto: Alemania.

Sexto: Rusia.

Sin olvidar que en una estimación, de acuerdo al crecimiento de los PBI actuales, existe la posibilidad de que La India también en unos años más este dejando atrás a Estados Unidos. (También está escrito en el artículo “Occidente se desploma”).

Ahora bien, sin protagonismo nada de nada, debo dejar muy en claro, que cuando se publicó este artículo “Occidente se desploma”, el 9 de enero de 2017, exactamente hace un mes y un día y, en la que se hace mención, por primera vez, de la nueva estructura económica mundial emergida tras la gran crisis económica del 2008 y donde se afirma con rotundidad, como nunca nadie lo hizo antes, que China es la número uno de esa nueva estructura económica del sistema capitalista mundial, todos los apologistas y escribas a sueldo del pentágono incluida las llamadas consultoras que abundan por doquier encubriendo a sus patrocinadoras, estaban con sus prendas íntimas en el suelo. De sobra se sabe que los encubrimientos de la bancarrota económica de Estados Unidos, de la ascensión de China al número uno del capitalismo mundial, consecuentemente del desplazamiento de Estados Unidos al segundo lugar, han sido descarados.

Sobre esto, quisiera comentar primero el artículo titulado “Un nuevo orden económico mundial” publicado en: PressReader (la fecha no está, presumo que es hoy 10 de febrero de 2017, pues, es una primicia mundial).

Veamos:

Allí se dice: “China e India tendrán, hacia el 2050 economías más potentes que la de Estados Unidos. De hecho China ya la tiene. India la tendrá hacia la mitad del siglo. He aquí las principales predicciones del estudio divulgado por la consultoría PricewaterhouseCoopers (PwC). No son estas las únicas dos economías emergentes a las que se vaticina un futuro prometedor, laa lista ordinal de las diez economías dominantes en el 2050, siempre según (PwC), es la siguiente: China, India, Estados Unidos, Indonesia, Brasil, Rusia, México, Japón, Alemania y el Reino Unido. España caería de su posición actual, 15, al 26”. Más abajo dice: “Las tasas de crecimiento previstas son, en este sentido, elocuentes. La media para la emergentes se sitúa alrededor del 3.5 %. Entre tanto se prevé que la tasa de los países que ahora integran el G-7 no vaya mucho más allá del 1.6 %”. Interesante el apunte. 

Rusia Today (RT) ha sido más explícita aún. Ha dicho lo que no han querido decir en el artículo anterior. En efecto, el 7 de febrero de 2017 Rusia Today ha publicado el siguiente artículo: “Economía global en 2050: EE.UU. baja y Rusia lidera Europa, entre otras sorpresas”. En realidad muy interesante la relación que se hace de las diez economías más importantes de la economía mundial actual. Han sido claros en crear un cuadro con el nombre: “Los mercados emergentes dominaran las 10 principales economías del mundo en 2050 (PIB en PPP)”, donde establecen lo siguiente: Primero, China. Segundo, Estados Unidos. Tercero, La India. Cuarto, Japón. Quinto, Alemania. Sexto, Rusia. Séptimo, Brasil. Octavo, Indonesia. Noveno, Reino Unido. Décimo, Francia. Según Rusia Today su fuente fue, nada menos, la consultoría PricewaterhouseCoopers (PwC). Solo que hasta el numeral sexto estaba escrito, con punto y coma incluido, en el artículo: “Occidentes se desploma” publicado el 9 de enero de 2017. Al fin y al cabo me parece correcta. No tengo duda. Sin embargo aunque hayan disensiones ideológicas, es obligación moral, de cada quien, por lo menos de reconocer aportes analíticos de otros. Es muy simple.

Es más, encuentro muy interesante el siguiente apunte:

“Dentro de tres décadas, la economía global estará dominada por China mientras EE.UU. descenderá al tercer puesto, por detrás de la India, según un nuevo informe de la consultora PricewaterhouseCoopers (PwC). Rusia se convertirá en la principal economía europea por delante de Alemania, Reino Unido e Italia al alcanzar su PIB los 7 billones de dólares. Vietnam, Filipinas y Nigeria, al alza; EE.UU. y Europa, a la baja”.

Continua: “Por otro lado, se espera que la participación de EE.UU. y Europa en el PIB mundial se reduzca, mientras que el tamaño de las economías de China y la India aumente significativamente. Los mercados emergentes (E7) pueden crecer alrededor de dos veces más rápido que las economías avanzadas (G7) de media. En consecuencia, se espera que en 2050 seis de las siete economías más grandes del mundo serán países emergentes, liderados por China (1.ª), la India (2.ª) e Indonesia (4.ª). La participación de la UE en el PIB mundial puede caer por debajo del 10% para 2050; El Reino Unido podría descender hasta el décimo lugar en 2050; Francia puede abandonar el selecto club de los 10 primeros, e Italia, quedar fuera de los 20 primeros al ser superada por el rápido crecimiento de economías emergentes como México, Turquía y Vietnam, respectivamente. 

Por supuesto en medio de toda situación el único ganador es el grupo de poder de Washington, le es invalorable para desviar la atención mundial sobre estos fenomenales cambios históricos, a través de sus puntales, en este caso de Steve Bannon, el principal asesor del presidente estadounidense, Donald Trump, que ha dicho lo siguiente: “estamos siendo testigos del nacimiento de un nuevo orden político”: No quieren hablar nada de nada de la nueva estructura económica mundial emergida tras la gran crisis económica del 2008.

Veamos:

“El diario señala cómo el mes pasado Bannon (Se refiere a  Steve Bannon, el principal asesor del presidente estadounidense, Donald Trump), quien según sus declaraciones parece creer que su país se encuentra en medio de una guerra existencial, sobre todo con el Islam y China, dijo al diario local The Washington Post que “estamos siendo testigos del nacimiento de un nuevo orden político” (3).

Y, frente a estos hechos, reafirmo la importancia de mis escritos anteriores:

En efecto, todo lo escrito sobre la bancarrota económica de Estados Unidos y de los países de la Unión Europea con crecimientos de sus PBI en el orden de los 0 % y del 0,2 % (prácticamente estancamiento económico) y sus consecuencias, la perdida de la hegemonía mundial estadounidense en 2010, la implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental a finales de 2016 y la nueva estructura económica del sistema capitalista mundial con China la numero uno emergida tras la gran crisis económica mundial del 2008, tienen una gran importancia en el análisis de la actual situación mundial,

En concreto en lo referente al neoliberalismo fui muy claro cuando dije:

“Pero en la actualidad, con un sistema capitalista agotado y sin visos de un nuevo ciclo económico largo de avance y desarrollo, el neoliberalismo observado como política económica, rapiña como ninguna otra, no puede ser reemplazado por ninguna otra política (teoría) económica, menos por el proteccionismo, por lo  menos hasta traspasar el periodo del ciclo económico largo de contracción y crisis iniciado en 1973, esto es si habrá ese traspaso, pues sin ella toda la actual estructura económica-financiera imperialista (incluido el sistema financiero de China) entraría en caos y colapso que terminaría hundiendo aún más el ya vapuleado sistema. No existe en este momento otra política económica que reemplace el neoliberalismo y oriente aún más sanguinariamente el proceso de esquilmamiento de los pueblos, pues, se trata de eso precisamente, de esquilmar a los pueblos con más saña para salir del gran atolladero”. (4)

En lo referente a la vieja política proteccionista, al que supuestamente habría querido avanzar el grupo de poder de Washington, es bueno recordar lo siguiente (como hemos afirmado en la parte superior de este artículo, esta argucia en realidad está muerta, abortada, con la llamada telefónica que le hizo el presidente estadounidense, Donald Trump, al presidente chino, Xi Jinping):

“Pero entonces, ¿Cómo sobrevino este “proteccionismo” que hoy blande el Pentágono para reorientar su posicionamiento geoestratégico? Muy simple. En primer lugar ocurre en una coyuntura histórica y especial, cuando el imperialismo estadounidense ha perdido la hegemonía mundial, y más aún, cuando la arquitectura del dominio imperialista occidental ha implosionado, cuyo fondo es el ahondamiento de la gran crisis económica con fenomenales cambios que azotan el planeta, los mismos que acentúan aún más su bancarrota económica y su desplazamiento en la nueva estructura económica del sistema capitalista mundial emergida después del año 2008, que han hecho estallar todos sus posicionamientos geoestratégicos en medio de rotundos fracasos militares en que estaba comprometida, por la imposición en el esquema internacional de la paridad de fuerzas nucleares entre las tres principales potencias militares del momento: Estados Unidos, Rusia y China” (5).

Hay otras cosas más, pero, por el momento, basta con esto.

Sin embargo, no puedo pasar por alto, el hecho, de cómo han evolucionado estos fenomenales cambios históricos que fueron gravitantes en la nueva estructura económica del sistema capitalista mundial emergida tras la gran crisis económica del 2008:

Antes, algunas bases de los fenomenales cambios:

Primero, no debemos olvidar que lo central en todo esto ha sido el movimiento constante que hay en la naturaleza y la sociedad. Qué duda cabe, el sistema imperialista estaba en esa vorágine arrastrado violentamente al fondo de la gran crisis económica iniciada en 2008. En realidad estamos ante un abrumador aterrizaje forzoso, muy sangriento, sobre todo, para las masas pobres del planeta, puntualmente negado tanto por neoliberales y keynesiano. Un escándalo de dimensión planetaria.  

En efecto, el discurrir casi a saltos de los hechos recientes en la escena internacional, ha sido fenomenal. Son reflejo de las leyes económicas que se agitan en lo más profundo del sistema. Leyes que están fuera de la voluntad de los hombres. Y han sido sorprendentes que van a quedar grabados eternamente en los anales de la historia universal.

Segundo, de acuerdo a los mecanismos de interrelación de base y superestructura, esta nueva estructura económica del capitalismo mundial (base) está dejando impregnada su sello en el nuevo sistema internacional (superestructura), concretándose como sistema multipolar. En realidad un proceso científico que los “doctorcitos” del Pentágono jamás lograran entender. Esto sobrevino de forma crucial y demoledora contra el sistema unipolar establecido en 1991. Ocurrió en 2010 tras la constatación de la equiparación de fuerzas (nucleares) en las tres superpotencias más armadas del planeta (Estados Unidos, Rusia y China).

Tercero, la pérdida de la hegemonía mundial estadounidense en 2010 y la implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental a finales del 2016.

Luego, una breve cronología de cómo han venido evolucionando todos estos fenomenales cambios:

Primero, 2012 (julio), Estados Unidos fue desplazada por China en Europa de su condición de primer socio comercial. Entonces habíamos dicho lo siguiente: “Por otra parte China ya es el mayor socio comercial de Europa... ‘Las últimas cifras de Eurostat muestran que el valor total del comercio sino-europeo en el mes de julio fue de 35 mil 600 millones de euros, unos 49 mil 400 millones de dólares. Esta cifra supera en 800 millones de euros al valor del comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos y supone un 13.4% de las importaciones y exportaciones totales de la región’ (6).

Segundo, a finales de 2012, Estados Unidos perdió su condición de primera potencia comercial del mundo (aquí hay una corrección. En “Occidente se desploma” hable del 2013). Con esto prácticamente estaba a un paso de perder su condición de primer país capitalista del mundo, pues, en 2012 su ventaja en PBI a China ya era solo de tres billones de dólares (Estados Unidos 15 billones, China 12 billones) (7).

Tercero, 2013, también fue sorprendente. La India se convirtió en la tercera economía mundial, desplazando a Japón de este puesto. En efecto, el 30 de mayo de 2013 la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) dio cuenta al mundo que La India había pasado a ser la tercera mayor economía del mundo.

Cuarto, 2014 (mayo), Según el FMI la economía china es la mayor economía capitalista del mundo. Ha superado a Estados Unidos en Paridad de Poder Adquisitivo. China representa el 16,479% del PIB mundial frente al 16,277% de Estados Unidos, según se desprende de las últimas estadísticas de la organización.

Quinto, 2014 (octubre), hay acuerdo de fundación del Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AsianInfrastructureInvestment Bank o BAII), una institución financiera internacional propuesta por el gobierno de China y con cargo de redacción de estatutos internos a finales de 2015 el mismo que se cumplió el 25 de diciembre de 2015 y abierto oficialmente el 16 de enero de 2016. Es un banco que tiene mucha trascendencia en la geo economía mundial. Actualmente tiene 57 miembros (incluye a Alemania, Reino Unido, Australia y Corea del Sur).

Sexto, 01 de diciembre de 2015, el Fondo Monetario Internacional anunció el ingreso del yuan en la canasta de reservas –junto al dólar, el euro, el yen y la libra esterlina-, es decir, a las monedas que el FMI utiliza como activo internacional en lo que supone el reconocimiento del poder de China en la economía mundial. Esto significa que la cesta del FMI estará compuesta a partir de esa fecha por un 47,7% de dólares, un 30,9% de euros, un 10,9% de renmimbi, un 8,3% de yenes y 8,09% de libras esterlinas.

Y, para estar actualizados, aquí los recientes hechos:

Primero, en 2016 en medio de esta sombría situación económica mundial, cuando las economías están ralentizadas, con una histórica caída del consumo mundial y con un enorme ejercito de parados (las economías occidentales prácticamente estancadas con el 0.2 % de crecimiento), se tuvo noticias que China habría aportado a ese crecimiento agónico, el 33,2 por ciento. El PBI chino en 2016 fue del 6,7.

Segundo, a finales de 2016 se produce la implosión de la arquitectura del dominio imperialista occidental, esto ocurre  en el marco de la pérdida de la hegemonía mundial estadounidense en 2010.

Tercero, cuando el presidente chino, Xi Jinping, dijo en el último conclave de Davos (17 de enero de 2017): "les guste o no, la economía global es un gran océano del que no se puede escapar. Cualquier intento de cortar el flujo de capital, tecnología, productos, industrias y personas entre las economías, y canalizar las aguas del océano de vuelta hacia lagos y riachuelos aislados es simplemente imposible", lo que en realidad estaba queriendo decir era que la mundialización de los monopolios, en este caso de los monopolios chinos, seguía su curso. Lógicamente como en los sesenta, los setenta, los ochenta del siglo pasado y en los 2001-2016.

Finalmente:

Reafirmo aquí, con la energía que me asiste, que ahora vivimos tiempos históricos. Tiempos inexorables. El desplazamiento del bloque imperialista occidental encabezado por Estados Unidos en la nueva estructura económica del sistema capitalista mundial emergida tras la gran crisis económica iniciada en 2008, es realmente excepcional. Pues, en concreto, aquello ha roto el espinazo del dominio hegemónico estadounidense que por más de un siglo ha ocasionado enormes sufrimientos a los pueblos del mundo entero.

NOTAS:

1.- “Xi y Trump acuerdan impulsar la cooperación de ganar-ganar y desarrollar los lazos constructivos entre China y EEUU. “. Nota publicada el 10 de febrero de 2017.

2.- “Economía global en 2050: EE.UU. baja y Rusia lidera Europa, entre otras sorpresas”. Nota publicada el 7 de febrero de 2017, en: Rusia Today. Ver el siguiente enlace: https://actualidad.rt.com/actualidad/230471-economia-global-2050-china-eeuu

3.- “Asesor principal de Trump cree que se acerca el Apocalipsis”. Nota publicada el 9 de febrero de 2017, en HispanTV.

4.- “Proteccionismo” soporte ideológico del nuevo posicionamiento geoestratégico de EEUU”. Autor: Enrique Muñoz Gamarra. Artículo publicado el 29 de enero de 2017, en: www.enriquemunozgamarra.org

5.- “Proteccionismo” soporte ideológico del nuevo posicionamiento geoestratégico de EEUU”. Autor: Enrique Muñoz Gamarra. Artículo publicado el 29 de enero de 2017, en: www.enriquemunozgamarra.org

6.- “Militaristas estadounidenses empiezan ocupación de regiones débiles del planeta: ¿Habrá respuesta de China?” Autor: Enrique Muñoz Gamarra. Artículo publicado el 1 de febrero de 2013, en: www.enriquemuozgamarra.org

7.- “Moscú mira a Oriente” Autor: Higinio Polo. Nota publicada el 20 de febrero de 2013, en: Rebelión.

(*) ENRIQUE MUÑOZ GAMARRA:

Sociólogo peruano, especialista en geopolítica y análisis internacional. Autor del libro: “Coyuntura Histórica. Estructura Multipolar y Ascenso del Fascismo en Estados Unidos”. Su Página web es: www.enriquemunozgamarra.org

Publicada: domingo, 12 de febrero de 2017 13:17
Commentarios