• El candidato republicano a la Presidencia de EEUU, Donald Trump.
Publicada: miércoles, 17 de junio de 2015 9:13
Actualizada: miércoles, 14 de septiembre de 2016 13:07

El magnate norteamericano Donald Trump cargó contra México, en particular contra los inmigrantes, en su discurso de inicio de campaña por la candidatura a la presidencia de EE.UU.

"México manda a su gente, pero no manda lo mejor. Está enviando a gente con un montón de problemas (...). Están trayendo drogas, el crimen, a los violadores. Asumo que hay algunos que son buenos", arremetió el martes Trump en el anuncio oficial de su candidatura por el Partido Republicano en los comicios de 2016.

México manda a su gente, pero no manda lo mejor. Está enviando a gente con un montón de problemas (...). Están trayendo drogas, el crimen, a los violadores. Asumo que hay algunos que son buenos", arremetió Trump.

"México no es nuestro amigo", recalcó el multimillonario estadounidense además de señalar que, de llegar a la Casa Blanca, levantaría un "gran muro" en la frontera entre Estados Unidos y México, y el costo del mismo se lo cargaría a sus vecinos del sur.

Además de apuntar contra los mexicanos, dijo que los migrantes llegan de más allá de México, de toda América Latina "y probablemente del Medio Oriente".

Entre otras medidas que prevé si alcanza el sillón presidencial, mencionó que revocaría inmediatamente la acción ejecutiva de inmigración, expedida por el presidente Barack Obama, pese al rechazo de los sectores conservadores de su país.

Presidente estadounidense, Barack Obama

 

No es la primera vez que el magnate ha atacado a los inmigrantes mexicanos. En otras ocasiones los ha acusado de traer "enfermedades mortales".

En otra parte de su discurso ofreció volver hacer de EE.UU. un país grande mediante una política económica basada en la creación de empleo. "La gente no puede tener trabajo porque China tiene nuestros trabajos, y México tiene nuestros trabajos".

Entre otras ideas que piensa llevar a la carrera presidencial, Trump aseguró que reforzará la relación de Estados Unidos con el régimen de Israel, protegerá el derecho de los estadounidenses a tener armas propias y será más duro que nadie para enfrentar al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

El conservador, también estrella de la televisión por participar en concursos, según  una encuesta realizada por CNN a comienzos de junio, se encuentra entre los 10 aspirantes republicanos con más opciones.

En 2011 se presentó para la precandidatura presidencial pero desistió y decidió apoyar a Mitt Romney.

ncl/ktg/nal

Commentarios