• El segundo al mando de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad al-Shabi), Abu Mahdi al-Muhandis, ofrece un discurso.
Publicada: sábado, 12 de agosto de 2017 16:38
Actualizada: domingo, 13 de agosto de 2017 10:47

Un alto comandante de las fuerzas voluntarias iraquíes denuncia que los aviones de guerra de EE.UU. ‘interactúan clandestinamente’ con los terroristas del EIIL.

El segundo al mando de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad al-Shabi), Abu Mahdi al-Muhandis, ha asegurado este sábado que posee evidencias que apuntan a que los aviones de guerra estadounidenses interactúan de manera clandestina con el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en este país árabe.

“Tenemos a nuestra disposición grabaciones y documentos que demuestran que los cazas estadounidenses realizaron aterrizajes en regiones usurpadas por Daesh”, ha subrayado, citado por el portal local Al-Forat News.

Sin entrar en detalles, el subcomandante de Al-Hashad al-Shabi acusó a Washington de cooperar, de alguna forma, con la banda ultrarradical en el territorio iraquí.

Tenemos a nuestra disposición grabaciones y documentos que demuestran que los cazas estadounidenses realizaron aterrizajes en regiones usurpadas por Daesh”, ha subrayado el segundo al mando de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad al-Shabi), Abu Mahdi al-Muhandis.

 

Al-Muhandis, asimismo, se ha referido a la actual situación en la comarca de Tal Afar, al oeste de la ciudad norteña de Mosul, recientemente liberada. A este respecto, ha puesto de relieve que la localidad, controlada por Daesh, sigue estando rodeada por las fuerzas iraquíes, que por el momento esperan la orden del primer ministro, Haidar al-Abadi, para lanzar la ofensiva para liberarla.

Los señalamientos de Al-Muhandis vienen casi una semana después de que el batallón Kataib Sayyed Al-Shohada, vinculado a Al-Hashad al-Shabi, haya denunciado que sus posiciones fueron objeto de bombardeos de aviones y la artillería de la llamada coalición anti-EIIL, que lidera Estados Unidos.

En noviembre de 2016, el Parlamento iraquí aprobó una ley que otorgaba el estatus legal completo a las fuerzas de Al-Hashad Al-Shabi. De conformidad con la normativa, estos combatientes pasaron a ser parte de las Fuerzas Armadas de Irak, bajo el mando del primer ministro y con derecho a percibir salarios y pensiones, tan igual como los miembros del Ejército y la Policía.

mjs/ctl/aaf/rba

Commentarios