• Irak comienza oficialmente operación para liberación de Mosul

El primer ministro iraquí, Haidar al-Abadi, anuncia el comienzo de operaciones para recuperar Mosul de manos de Daesh.

"El tiempo de la victoria ha llegado y las operaciones para liberar Mosul han empezado", ha declarado el mandatario en un comunicado difundido a través de la televisión estatal iraquí a primeras horas de este lunes (hora local), dando comienzo así a las operaciones para la liberación de la urbe que cayó en poder de los terroristas de EIIL (Daesh, en árabe) en junio de 2014.

Al-Abadi ha anunciado que "la fuerza que conduce las operaciones de liberación es el valiente Ejército iraquí y la Policía nacional, que son los que van a entrar en Mosul (capital de la provincia norteña de Nínive), y no otros", y ha enfatizado que "este año será el año de la liberación, tal y como como fue prometido".

Con la promesa de que la bandera nacional de Irak volverá a ser izada en Mosul pronto, ha asegurado a los ciudadanos que "estamos preparados para liberaros del terrorismo" y ha pedido a los ciudadanos de Mosul que cooperen con las fuerzas iraquíes en las operaciones en las que, según informes, participarán al menos 65.000 soldados.

Policías iraquíes limpian sus armas en la base militar de Qayarah, unos 60 kilómetros al sur de Mosul, 16 de octubre de 2016.

 

En el marco de estas operaciones, el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Irak, rodeado por altos oficiales federales durante su declaración, ha anunciado la creación de ciertos grupos especiales encargados de suministrar ayuda humanitaria y de reconstruir Mosul, aunque no ha dado detalles sobre las operaciones recién iniciadas.

 

Horas antes del inicio de la operación, los aviones iraquíes habían lanzado decenas de miles de folletos sobre la ciudad, avisando a los residentes que la preparación del Ejército para recuperar Mosul está en su fase final y asegurándoles que los “civiles no serán blancos” de los ataques.

Las fuerzas iraquíes y sus aliados han estado apretando el nudo en Mosul, el último gran bastión del grupo terrorista que tenía una población de alrededor de 2 millones de personas antes de que fuera tomada por Daesh, durante meses. Recientemente volvieron a tomar posiciones clave alrededor de Al-Qayarah, una ciudad a unos 60 kilómetros al sur de Mosul, preparando el escenario para un impulso final.

snr/ncl/alg/rba

Publicada: domingo, 16 de octubre de 2016 22:46
Actualizada: lunes, 17 de octubre de 2016 11:36
Commentarios