• El secretario general del Movimiento de la Resistencia Islámica de Irak (Hezbolá al-Noyaba), el sheij Akram al-Kabi (izda.), se entrevista con Press TV.
Publicada: miércoles, 31 de agosto de 2016 9:27

El actual caos y la inseguridad surgieron tras el inicio de la ‘guerra contra el terrorismo’ de EE.UU., denunció un alto responsable iraquí.

“EE.UU. nunca ha desempeñado un rol positivo desde su llegada a la región. Los problemas y conflictos se intensificaron con la ocupación estadounidense de Irak, y anteriormente, Afganistán”, ha manifestado el secretario general del Movimiento de la Resistencia Islámica de Irak (Hezbolá al-Noyabaa), el sheij Akram al-Kabi, en una entrevista publicada este miércoles por la televisión iraní de noticias en inglés, Press TV.

En el año de 2003, EE.UU. y el Reino Unido invadieron Irak en una violación flagrante del derecho internacional, so pretexto de acabar en Irak con las "armas de destrucción masiva", de las que nunca se encontró ni rastro, dos años después de que ocupara Afganistán pretextando la lucha contra el terrorismo.

La guerra de EE.UU. en Irak ha sido calificada del principal causante del auge del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), que ha aumentado su influencia también en Siria, Afganistán, Yemen y Libia.

En un extracto adelantado, Al-Kabi criticó asimismo la llamada coalición anti-EIIL, orquestada por EE.UU., que dice estar luchando contra la banda ultrradical en Siria e Irak, que nunca frenó las prácticas terroristas.

Al-Kabi recordó que Irak nunca solicitó apoyo a EE.UU. en la lucha contra Daesh, para luego denunciar que en realidad, esta coalición perpetró numerosas incursiones aéreas cerca de las posiciones del Ejército de Irak.

De acuerdo con el responsable iraquí, que se encuentra en Irán de una visita oficial, las unidades de Al-Hashad al-Shabi (Movilización Popular) rehúsan cualquier tipo de cooperación con las citada coalición, a raíz de “intensiones inapropiadas” de Washington.

Irak cuestiona la efectividad de los bombardeos de dicha coalición y critica los daños estructurales y las muchas víctimas civiles que han dejado esos ataques.

Desde junio de 2014, Irak afronta una cruenta guerra contra Daesh, que se ha apoderado de vastas zonas en el norte y el oeste del país, entre ellas la ciudad de Mosul, capital de Nínive.

mjs/ktg/hnb

Commentarios