• El entonces candidato a las presidenciales de Francia, Emmanuel Macron, ofrece un discurso, 2 de marzo de 2017.
Publicada: lunes, 28 de agosto de 2017 1:52
Actualizada: martes, 29 de agosto de 2017 2:49

Pese a contar con el favor de la prensa del país galo, la aceptación del joven presidente Emmanuel Macron experimenta una caída libre sin precedentes.

“El crecimiento de los descontentos y las frustraciones es evidente. Se puede medir a niveles impresionantes en todas las categorías de la población”, ha afirmado al dominical Le Journal du dimanche Frédéric Dabi, director general adjunto del Instituto Francés de la Opinión Pública (IFOP), responsable de la última encuesta de opinión sobre el que es presidente de Francia desde el 14 de mayo.

Macron suscita la desaprobación de un 57 % de los franceses que, de acuerdo con los resultados del estudio, se dicen “descontentos”, lo que supone un descalabro del 14 % en tan sólo un mes, de los que un 20 % se manifiestan “muy descontentos. En su primer mes en el cargo había ya perdido 10 puntos porcentuales.

El desplome de la popularidad del joven presidente, absolutamente desconocido hace tan solo tres años, no tiene precedentes. A la misma distancia de su elección, Nicolas Sarkozy era aprobado en 2007 por el 69 % de la población, mientras su predecesor inmediato, François Hollande, recogía un 54 % de juicios positivos en agosto de 2012.

El crecimiento de los descontentos y las frustraciones es evidente. Se puede medir a niveles impresionantes en todas las categorías de la población”, constata el director general adjunto del Instituto Francés de la Opinión Pública (IFOP), Frédéric Dabi. 

 

Ni siquiera el presidente anterior, Jacques Chirac, experimentó una degradación tan rápida de su imagen pública: entre mayo y agosto de 1995, Chirac perdió 20 puntos de popularidad (no 24, como ahora Macron).

El descalabro de Macron se acompaña además de la caída de la aprobación popular respecto a su primer ministro, Édouard Philippe, del partido Los Republicanos, que experimenta a su vez una caída del 9 %, hasta llegar a un 37 % de descontentos y muy descontentos.

El dominical atribuye de forma categórica la desafección por Macron al anuncio de una bajada del impuesto usado para financiar la seguridad social y a la supresión del impuesto a los propietarios inmobiliarios, que se usa para sufragar los gastos municipales en servicios escolares, servicios sociales, equipamiento deportivo y cultural, red vial, medio ambiente, etc. En el mismo sentido ha causado descontento una anunciada reducción de las ayudas al alquiler.

mla/rha/alg/tas