• Fuerzas de la Policía turca intentan detener a un académico de la Universidad de Kocalei (noroeste), 15 de enero de 2016.
Publicada: sábado, 16 de enero de 2016 14:43
Actualizada: sábado, 16 de enero de 2016 15:05

La Unión Europea (UE) denuncia este sábado el arresto de varios académicos en Turquía por firmar una declaración a favor del cese de la "violencia" gubernamental contra la población kurda.

"Las medidas adoptadas contra los académicos turcos que firmaron una declaración exigiendo el fin de las operaciones militares contra la minoría kurda son extremadamente preocupantes”, reza el texto de un comunicado emitido por Maja Kocijancic, portavoz de la UE para Asuntos Exteriores.

Las medidas adoptadas contra los académicos turcos que firmaron una declaración exigiendo el fin de las operaciones militares contra la minoría kurda son extremadamente preocupantes”, reza el texto de un comunicado emitido por Maja Kocijancic, portavoz de la UE para Asuntos Exteriores.

Las fuerzas de la Policía turca detuvieron el viernes a al menos 20 académicos que, por medio de una declaración, habían exigido a Ankara el cese inmediato de las “acciones violentas” contra las regiones surorientales del país, donde reside en gran parte la minoría kurda. 

Los arrestos se llevaron a cabo un día después de que al menos seis personas, incluidos tres niños, perdieran la vida a raíz de un ataque con bomba contra una estación policial en la provincia de Diyarbakir (sureste) y que el Gobierno turco atribuyó a los milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, en kurdo). 

Los académicos detenidos fueron puestos en libertad a las pocas horas, pero siguen en marcha procesos judiciales en su contra. "Esperamos que Turquía garantice que su legislación se aplica conforme a los estándares europeos y la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos", añade la nota.

Además, en varios puntos de Turquía se han abierto investigaciones por "propaganda terrorista", "insulto a las instituciones y a la República turca" e "incitación a violar la ley" contra los firmantes de la petición, que podrían ser condenados a entre uno y cinco años de prisión, y en una decena de universidades han abierto medidas disciplinarias contra más de 60 profesores e investigadores.

Estas medidas del Gobierno turco han provocado una nueva alarma sobre la falta de libertad de expresión en el país, señalan los medios turcos.

Ante esta situación, Kocijancic, en nombre del bloque comunitario, tras lamentar el actual “clima de intimidación” que se vive en Turquía, insiste en que ese país debe garantizar la libertad de expresión, de acuerdo con derechos mundialmente reconocidos.

Turquía, que vive una larga disputa con la población de etnia kurda, es escenario desde hace meses de enfrentamientos violentos entre las fuerzas gubernamentales y los milicianos del PKK.

mpv/nii/

Comentarios