• Periodistas esperan en el Palacio de Justicia de Bruselas, donde se celebra la visita del juez con Puigdemont y exconsejeros, 17 de noviembre de 2017.
Publicada: viernes, 17 de noviembre de 2017 15:02
Actualizada: sábado, 18 de noviembre de 2017 3:49

El tribunal de primera instancia belga aplaza la vista para decidir la extradición de Puigdemont y 4 exconsejeros a España al próximo 4 de diciembre.

El cesado presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y Clara Ponsatí, Meritxell Serret y Lluís Puig, cuatro exmiembros del disuelto Ejecutivo catalán, han llegado este viernes al Palacio de Justicia belga donde el tribunal de primera instancia estudiaba su extradición a España, aunque después se ha informado que la corte ha aplazado la vista para el próximo 4 de diciembre.

De acuerdo con el abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, el aplazamiento es para que el mandatario cesado y los exconsellers de su Govern tengan más tiempo para preparar las alegaciones.

La audiencia se ha celebrado a puertas cerradas, los abogados belgas de los catalanes previo a la vista han denunciado que sus defendidos son blanco de una “histeria judicial” en España y, por tanto, iban a rechazar la ejecución de la euroorden para su detención. 

En la vista, la Fiscalía belga ha pedido al tribunal que extradite a Puigdemont a España. Al respecto, Alonso-Cuevillas ha señalado que “el fiscal belga parte de la base que la norma general es cumplir las órdenes de extradición y no denegarlas”, sin embargo, agrega, por ahora “la Fiscalia ha descartado que haya delito de corrupción”.

El fiscal belga parte de la base que la norma general es cumplir las órdenes de extradición y no denegarlas”, ha declarado el abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas.

 

Los cinco políticos catalanes se instalaron en Bélgica después que el Gobierno español, presidido por Mariano Rajoy, cesara al Ejecutivo catalán, pusiera la autonomía bajo su tutela y convocara elecciones para el 21 de diciembre en reacción a la declaración unilateral de independencia (DUI) del 27 de octubre.

Los cinco funcionarios del Govern cesado aducen que su viaje a Bélgica radica en la falta de garantías necesarias para un proceso justo en España, donde se les acusa de “rebelión”, “sedición” y “malversación”. En tanto que ocho de sus compañeros están en prisión provisional.

Mientras la Cámara del Consejo de Bruselas decidan sobre la petición de la justicia española, los políticos independentistas prevén agotar todos los recursos posibles, lo que podría prolongar el proceso en Bélgica al menos hasta enero.

krd/ncl/tmv/hnb

Commentarios