• El presidente de EE.UU., Barack Obama.
Publicada: martes, 5 de julio de 2016 23:19
Actualizada: miércoles, 6 de julio de 2016 0:59

Dos ONG españolas han convocado este martes protestas en rechazo a la visita del presidente de EE.UU., Barack Obama, al país ibérico.

Obama iniciará el próximo sábado 9 de julio una visita oficial a España, tras asistir a la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Varsovia (Polonia); un viaje que no ha sido acogido con beneplácito por todos los españoles.

Organizaciones No Gubernamentales (ONG), como la Plataforma contra la Guerra y las Marchas de la Dignidad de Sevilla, han convocado para esta semana concentraciones en Madrid (capital) y Sevilla bajo el lema 'Obama go home, no a la OTAN, no a la guerra, no a las bases'.

EE.UU. intenta presionar para la firma por parte del Estado español, sin referéndum ni apenas debate parlamentario, del TTIP (Acuerdo Transatlántico de Libre Comercio e Inversiones entre la Unión Europea y Washington)”, reza una declaración conjunta de los convocantes de estas protestas. 

Ambos colectivos han llamado a los ciudadanos a “que rechazan la guerra, la presencia de tropas extranjeras en Andalucía, que es tierra de paz y la pertenencia de nuestro país en la OTAN”.

Los organizadores de las protestas, en una declaración conjunta, afirman que Obama pretende alcanzar tres objetivos en esta visita que realiza como jefe supremo del ejército de Estados Unidos.

Uno de estos objetivos, agrega la nota, es inspeccionar “la operatividad de las bases militares norteamericanas en Andalucía” que “han acentuado su importancia al haberse convertido en lugares fundamentales para el despliegue del 'escudo antimisiles' (Rota) y las operaciones de Afrocom, el centro del ejército norteamericano y de la OTAN para la intervención en África”.

Asimismo, EE.UU. intenta “presionar para la firma por parte del Estado español, sin referéndum ni apenas debate parlamentario, del TTIP (Acuerdo Transatlántico de Libre Comercio e Inversiones entre la Unión Europea y Washington)”, que según los convocantes de las protestas, "anulará la ya escasa soberanía política de los pueblos" y acentuará "el dominio de las grandes corporaciones transnacionales sobre nuestras vidas". 

Por último, destacan que el presidente estadounidense tiene la intención de "intervenir en la política interna del Estado español, en unas fechas que serán claves para la formación de un nuevo gobierno, respaldando a los partidos políticos más sumisos al dominio norteamericano y al mantenimiento del estatus económico y político".

Ante esto, los organizadores de las manifestaciones declaran a Obama “persona no grata” e insisten en llamar a partidos, sindicatos y demás colectivos sociales a expresar su rechazo a los objetivos de este viaje.

tmv/ncl/mrk