• El director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano, en el Departamento de Estado de EE.UU., 2 de marzo de 2017.
Publicada: jueves, 7 de septiembre de 2017 15:19
Actualizada: jueves, 7 de septiembre de 2017 18:17

El director de la AIEA, Yukiya Amano, considera a Irán y las negociaciones nucleares como un modelo para resolver los ‘complejos’ problemas del mundo.

“El caso de Irán demuestra que incluso cuestiones complejas y problemáticas pueden abordarse con eficacia si todas las partes están comprometidas con el diálogo”, ha declarado el director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), según informó el martes la pagina web del organismo.

En un discurso, Amano reconoció que Irán ha aceptado “muchas restricciones a su programa nuclear” y que la agencia ha ampliado su acceso a los centros y a la información del programa nuclear iraní, de manera que el país persa “está sujeto al régimen de verificación nuclear más sólido del mundo”.

El jefe de la AIEA aseguró que la agencia, “actuando como los ojos y oídos de la comunidad internacional”, está verificando y monitoreando el cumplimiento por Irán de sus compromisos nucleares en el marco del Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), nombre oficial del acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1.

“Irán está sujeto al régimen de verificación nuclear más sólido del mundo. Nuestros inspectores están activos durante las 24 horas del día. Monitorizamos las instalaciones nucleares usando cámaras permanentemente instaladas y otros equipos”, recordó Amano.

El caso de Irán demuestra que incluso cuestiones complejas y problemáticas pueden abordarse con eficacia si todas las partes están comprometidas con el diálogo”, ha indicado el director general de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano.

 

En virtud del acuerdo nuclear sellado por Teherán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), la AIEA está encargada de inspeccionar, de manera regular, las instalaciones nucleares de Irán para verificar el pleno cumplimiento del pacto, sin que esa autorización sea extensible a otro tipo de instalaciones, como centros militares.

Sin embargo, en las últimas semanas, EE.UU. ha lanzado una guerra mediática contra el JCPOA a través de funcionarios como la embajadora del país ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley, quien el pasado 25 de agosto afirmó que la AIEA debe utilizar todas las posibilidades que le ofrece el acuerdo nuclear para presionar a Teherán a fin de que acceda a la inspección de sus bases militares.

No obstante, la AIEA rechaza esta pretensión en su último informe, en el que señala que sólo tiene autoridad para solicitar la revisión directa de sitios de Irán, incluidos los militares, si hay indicios nuevos de que en esos lugares se hallan desarrollado actividades nucleares prohibidas.

La AIEA ha confirmado en reiteradas ocasiones que la República Islámica de Irán respeta su parte de lo estipulado en el acuerdo nuclear y se ha mantenido dentro de los límites a sus actividades nucleares aceptados por el país.

tmv/mla/aaf/mkh