• La primera ministra británica, Theresa May, y el presidente estadounidense, Donald Trump, se reúnen al margen de la Asamblea General de la ONU, 20 de septiembre de 2017.
Publicada: martes, 10 de octubre de 2017 23:02

La premier británica, Theresa May, ha comunicado al presidente de EE.UU., Donald ‎Trump, el ‘firme compromiso’ de su país con el acuerdo nuclear con Irán.‎

“La primera ministra reafirmó el firme compromiso del Reino Unido con el acuerdo [nuclear] junto con nuestros socios europeos”, dice un comunicado de la oficina de May, que, de hecho, ha hablado este martes telefónicamente con Trump.

La nota subraya, citando a la primera ministra británica, que el pacto nuclear, de nombre Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), ”es de importancia vital para la seguridad regional”.

En la conversación telefónica con Trump, May, según el comunicado, ha hecho hincapié en la necesidad de que el tratado sea “cuidadosamente monitoreado y debidamente cumplido”. Y tanto Trump como May habrían prometido trabajar conjuntamente para enfrentar lo que califican de ‘movimientos desestabilizadores’ de Irán en la región.

La primera ministra (británica) reafirmó el firme compromiso del Reino Unido con el acuerdo [nuclear] junto con nuestros socios europeos”, dice un comunicado de la oficina de la premier Theresa May, que ha hablado este martes telefónicamente con el presidente de EE.UU., Donald Trump.

El día anterior, May, en una conversación telefónica con su par israelí, Benyamin Netanyahu, también expresó su apoyo al acuerdo nuclear iraní y le recordó la importancia del referido pacto.

Según Trump, el JCPOA es una “vergüenza” y el “peor acuerdo jamás negociado”, sin embargo, recordemos que se suscribió tras intensas conversaciones entre Irán, Estados Unidos, el Reino Unido, Rusia, China, Francia y Alemania, así como la Unión Europea (UE). Todos, excepto Washington, han confirmado que Irán cumple a rajatabla las exigencias de dicho acuerdo. 

El presidente de EE.UU. debe confirmar el acatamiento de Irán al JCPOA cada 90 días, pero en su círculo se rumorea que Trump esta vez no lo va a ratificar el 15 de octubre, pese a que el mundo entero admite que Teherán ha cumplido al cien por cien con el pacto nuclear.

De hecho, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ha afirmado hoy martes que “el presidente ha llegado a una decisión (sobre el tratado nuclear con Irán) y quiere asegurarse de que existe una amplia política para hacer frente a todos los problemas”, para después informar de que Trump anunciará esta semana su “estrategia global sobre Irán”.

En el caso de que Trump no certifique el cumplimiento del acuerdo por parte de Irán, el destino del JCPOA quedará en manos de los líderes del Congreso estadounidense, que tendrán un plazo de 60 días para decidir si reimponen sanciones a Teherán, suspendidas en parte tras el acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1.

Ante esta compleja coyuntura, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, advirtió de que la República Islámica de Irán “dará una respuesta apropiada” a la eventual retirada de EE.UU. del JCPOA, pero seguirá con sus políticas, independientemente de la “palabrería” de otros, en clara alusión al inquilino de la Casa Blanca: “Irán es el pilar de la estabilidad y de la lucha contra el terrorismo en la región y seguirá adelante con sus políticas al respecto”.

zss/hnb/nii/