• May eleva alerta a nivel ‘crítico’ y saca el Ejército a la calle
Publicada: martes, 23 de mayo de 2017 23:36
Actualizada: miércoles, 24 de mayo de 2017 5:02

El Reino Unido eleva su nivel de alerta de ‘grave’ a ‘crítico’ y desplegará al Ejército para colaborar en tareas de seguridad, anuncia la premier británica.

La primera ministra británica, Theresa May, ha informado este martes de que la decisión de su Gobierno de subir al máximo la alerta, en una escala de cinco, se debe a la alta posibilidad de que se produzca un ataque "inminente", como el atentado mortal del lunes por la noche en Manchester (norte) que dejó 22 muertos y 59 heridos.

Además de subir la alerta al máximo, ha ordenado que miembros de las Fuerzas Armadas patrullen junto con la Policía en algunas zonas, dado que el terrorista que perpetró el crimen podría contar "con un grupo de apoyo más amplio".

"Hemos concluido, basados en las investigaciones de este día, elevar el nivel de alerta a crítico. Es inminente que puede haber otro ataque", ha anunciado May en una breve declaración desde su residencia en Downing Street.

Hemos concluido, basados en las investigaciones de este día, elevar el nivel de alerta a crítico. Es inminente que puede haber otro ataque”, anuncia la primera ministra del Reino Unido, Theresa May.

 

Este mismo martes, el grupo extremista EIIL (Daesh, en árabe) ha reconocido "la autoría del atentado en el estadio Manchester Arena", donde uno de sus miembros detonó un artefacto explosivo al final de un concierto de música. La primera ministra británica ha calificado el atentado de hecho deleznable contra niños y jóvenes.

Según las autoridades estadounidenses, el sospechoso de cometer el ataque suicida en Manchester ha sido identificado como Salman Abedi. Esta información ha sido corroborada por el comandante de la Policía de Manchester, Ian Hopkins. "Puedo confirmar que el sospechoso de la atrocidad de la pasada noche fue identificado como Salman Abedi, de 22 años". 

El atentado de Manchester es el más grave en suelo británico desde julio de 2005, cuando una serie de atentados suicidas, reivindicados por un grupo que decía pertenecer a Al-Qaeda, dejó 52 muertos y 700 heridos en el metro y un autobús de Londres.

Diferentes personalidades políticas de todo el mundo enviaron mensajes de condena y ofrecieron condolencias a las familias de las víctimas.

ncl/tqi/nii/

Commentarios