• Incendio en un gasoducto en la región de Masaeed en la península de Sinaí, en Egipto. (Foto: Reuters)
Publicada: lunes, 3 de febrero de 2020 2:39
Actualizada: lunes, 3 de febrero de 2020 10:57

Un grupo de hombres armados vuela una arteria del gasoducto que conecta Egipto y los territorios palestinos ocupados por Israel en el norte del Sinaí.

El incidente ha tenido lugar este domingo en la ciudad de Bir al-Abd, en el norte de la península egipcia del Sinaí, ha anunciado la cadena catarí de televisión Al Jazeera en idioma árabe, citando a fuentes locales, bajo condición de anonimato.

No obstante, la citada fuente no ha ofrecido más detalles sobre posibles motivos o autores del ataque. Mientras que varios medios de comunicación israelíes han afirmado que la tubería “sigue funcionando” y que el incidente está bajo investigación.

El incidente se produce casi un mes después de que Israel comenzara a exportar gas natural del campo de Leviatán, en la ocupada Palestina, a Egipto. Esto, mientras que el régimen de Tel Aviv está aislado y rechazado en gran medida en la región.

En esta misma línea, miles de manifestantes salieron el pasado 17 de enero a las calles de Amán, la capital de Jordania, para protestar contra un acuerdo de gas entre el Gobierno jordano y el régimen israelí, firmado en 2016 por un valor de 10 000 millones de dólares.

Los activistas opositores denuncian que el dinero que será pagado a Israel en virtud de tales acuerdos se utilizará para financiar a las fuerzas israelíes y la ocupación de los territorios palestinos.

Actualmente, el régimen de Tel Aviv solo mantiene nexos diplomáticos con dos países árabes, a saber: Egipto y Jordania. No obstante, varias naciones árabes, como Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Bahréin, han estado, desde hace tiempo, suavizando gradualmente su postura política hacia Israel.

Pese a los intentos de Israel por acercarse más al mundo árabe, la opinión pública en dichos países se opone considerablemente a la regularización de los lazos con el régimen de Tel Aviv, y lo ven como un golpe a la causa palestina y su lucha contra la ocupación.

fmk/ncl/rba

Comentarios