• Ashton Carter, secretario estadounidense de Defensa.
Publicada: viernes, 21 de agosto de 2015 21:54
Actualizada: sábado, 22 de agosto de 2015 5:17

El secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter, ha declarado que la polémica prisión de Guantánamo debería ser cerrada antes de que el presidente Barack Obama concluya su mandato.

Esto no es algo, en mi opinión, que deberíamos dejar al próximo presidente”, ha dicho Carter, según pública este viernes la agencia estadounidense de noticias Global Post.

Esto no es algo, en mi opinión, que deberíamos dejar al próximo presidente", ha dicho el secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter.

Ha destacado que las autoridades estadounidenses están de acuerdo en que la polémica cárcel debe cerrarse lo antes posible, tal como prometió hacerlo Obama antes de ser electo presidente

Carter ha añadido que si el centro de detención permanece abierto, aumentarán las propagandas extremistas.

Un detenido en la prisión de Guantánamo

 

Luego de calificar de “costosa” la inacción del Gobierno a la hora de cerrar esta prisión, el secretario de Defensa ha advertido de que cualquier traslado de los detenidos de Guantánamo a otros centros dentro del suelo estadounidense generará polémica en la Cámara de Representantes de EE.UU.

“Nuestra responsabilidad es proporcionarle al (Congreso) un plan que pueda considerar y que sea responsable para que las personas puedan tomar una decisión”, ha reiterado.

Anteriormente, el Congreso se había opuesto a transferir a los presos de Guantánamo a Estados Unidos.

Carter ha dicho que los sitios más probables en EE.UU. son la prisión militar Fort Leavenworth, situada en la ciudad de Leavenworth, estado de Kansas (centro-oeste), y el calabozo naval, ubicado en la ciudad de Charleston, estado de Carolina del Sur (sureste).

 Prisión militar Fort Leavenworth

 

Pero, Carter ha aseverado a la agencia estadounidense de noticias The York Daily Record que todavía no está determinado que los mencionados sitios vayan a ser los elegidos.

El pasado 26 de enero, el ahora exsecretario de Defensa de EE.UU., Chuck Hagel, consideró “muy difícil” que Obama pueda cumplir con su promesa de cerrar Guantánamo antes de que finalice su mandato en 2017.

La condición de la salud de los presos sigue siendo muy mala. El pasado mes de julio, la Administración de Obama ordenó a un juez federal no permitir la liberación de un preso de Guantánamo que lleva más de ocho años en huelga de hambre.

La prisión militar fue dispuesta por el Pentágono tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 para retener allí a personas bajo sospecha de pertenecer a Al-Qaeda o al grupo Talibán. Muchos presos han recurrido a huelgas de hambre para protestar por las condiciones en que se hallan en la cárcel.    

alg/ctl/rba/msf

Commentarios