• Los miembros de la Guardia Nacional de EE.UU. después de llegar al Capitolio en Washington D.C, 12 de enero de 202. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 14 de enero de 2021 11:44

EE.UU. amplía a más de 20 000 el número de las fuerzas que van a ser desplegadas para la investidura de Joe Biden, ante temores de violencia a favor de Trump.

“Creo que se puede esperar ver más de los 20 000 miembros de la Guardia Nacional que estarán aquí en el Distrito de Columbia”, cuya capital es Washington D.C., donde se encuentra la Casa Blanca y el Congreso, declaró el miércoles el jefe interino del Departamento de la Policía Metropolitana, Robert Contee.

El mando policial también expresó a los periodistas su preocupación por “una gran amenaza a la seguridad” y reiteró el llamado de la alcaldesa capitalina Muriel Bowser a no asistir a la posesión de mando del demócrata prevista para el 20 de enero.

El despliegue de esta cantidad de tropas podría ser el más grande jamás visto para una toma de posesión.

A principios de esta semana, el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) autorizó el envío de 15 000 miembros de la Guardia Nacional para proteger la investidura de Biden, pero ahora amplían este número de los soldados.

 

El Pentágono considera que el número de efectivos de la Guardia Nacional destinados a reforzar la seguridad en la capital estadounidenses se acerca a los 30 000, a los que se sumarán los cuerpos de la Policía del Capitolio, la Policía de Parques Nacionales, la policía local de Washington, y el Servicio Secreto.

La seguridad ya se ha incrementado en todo Washington cuando la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó el miércoles un segundo juicio político contra el presidente Donald Trump, acusándolo de “incitación a la insurrección” durante el asedio al Capitolio de la semana pasada.

Los medios han publicado las imágenes de cientos de tropas de la Guardia Nacional que están acuarteladas en el interior del Capitolio, desde la mencionada sesión de la Cámara Baja estadounidense.

Las fuertes medidas de seguridad se producen en momentos en que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos, mediante un boletín, alertó que los partidarios del presidente saliente están organizando nuevas protestas armadas frente a los 50 capitolios de los estados del país, entre el 16 y el 20 de enero.

Las preocupaciones surgen después de que el 6 de enero Washington, en concreto, el Capitolio, sede del Congreso de EE.UU., fue escenario de un asalto violento de partidarios de Trump, azuzados por el mismo mandatario, con el objetivo de detener una sesión legislativa conjunta para certificar la victoria de Biden en las elecciones del pasado 3 de noviembre.

tmv/ncl/mkh/hnb