• Stewart Baker, el primer subsecretario en el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) bajo la presidencia de George W. Bush.
Publicada: jueves, 4 de enero de 2018 7:56
Actualizada: viernes, 5 de enero de 2018 2:38

Un exfuncionario de alto rango de Estados Unidos pide medidas más rígidas contra el Gobierno iraní y sugiere que los alborotadores de las protestas en Irán usen artefactos explosivos improvisados (IED, en inglés) contra las fuerzas de seguridad.

Los últimos disturbios en Irán han desencadenado un debate entre las autoridades de Estados Unidos sobre si la Casa Blanca debe o no expresar su apoyo a los alborotadores que han desvirtuado el objetivo de las protestas pacíficas en el país persa.

En este contexto, Stewart Baker, primer subsecretario en el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) bajo la presidencia de George W. Bush, precisó el miércoles que Washington debería adoptar medidas más estrictas que los tuit que emite actualmente.

“Los IED son particularmente efectivos en manos de los (llamados) opositores a la hora de enfrentarse a fuerzas gubernamentales bien equipadas. Los IED son ecualizadores. Si se utilizan cuidadosamente contra objetivos seleccionados, pueden causar un impacto (psicológico) devastador”, aseguró Baker.

Los IED son unos dispositivos explosivos usados frecuentemente en guerras no convencionales o guerras asimétricas, por fuerzas comandos, guerrillas y terroristas. En la fabricación de esta arma se usan distintos diseños, mecanismos detonantes y tipos de explosivos, lo cual los hace aún más peligrosos en caso de ser desactivados.

Los IED son particularmente efectivos en manos de los (llamados) opositores a la hora de enfrentarse a fuerzas gubernamentales bien equipadas. Los IED son ecualizadores. Si se utilizan cuidadosamente contra objetivos seleccionados, pueden causar un impacto (psicológico) devastador”, dice Stewart Bakerm, un exfuncionario de seguridad estadounidense.

Varias ciudades iraníes han sido recientemente escenario de protestas pacíficas contra el aumento de los precios y problemas económicos, pero en algunos casos se han tornado violentas.

Las fuerzas de seguridad detuvieron a varios cabecillas alborotadores y mercenarios afiliados a los servicios de inteligencia de países extranjeros, informó un funcionario judicial de alto rango en Teherán, la capital iraní.

El martes, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, destacó el papel de los enemigos en los recientes hechos en el país persa, precisando que los adversarios han empleado varias herramientas como dinero y armas para dañar a la República Islámica.

alg/ncl/tas