• El presidente de EE.UU., Donald Trump, antes de iniciar su discurso sobre la violencia armada en el territorio estadounidense.
Publicada: lunes, 27 de noviembre de 2017 2:58

La Comisión Islámica de Derechos Humanos (IHRC, en inglés) ha elegido al presidente de EE.UU., Donald Trump, como el símbolo de la islamofobia para el año 2017.

“La concesión del premio a la islamofobia es una de las herramientas efectivas para desafiar los actuales perjuicios y los estereotipos acerca de este fenómeno”, ha dicho este domingo Massoud Shadjareh, el presidente de la IHRC, en la ceremonia anual del organismo celebrada en Londres (la capital británica).

Trump es conocido por sus declaraciones antiislámicas. Tras su victoria en las elecciones presidenciales y luego instalado en la Casa Blanca, el magnate republicano emitió un veto migratorio que prohibía la llegada de refugiados a suelo estadounidense procedentes de siete países musulmanes (Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria, Yemen e Irak), a los que acusaba de una presunta implicación en agresiones relacionadas con el terrorismo dentro de EE.UU.     

En alusión de la selección de Trump como la persona más islamófoba de 2017, Shadjareh ha advertido de que la realidad más peligrosa es que muchos estadounidenses apoyan la ideología antiislámica del mandatario.

La IHRC también otorgó el ‘premio al islamófobo de 2016’ a Trump, cuando entonces era el candidato del Partido Republicano.

La concesión del premio a la islamofobia es una de las herramientas efectivas para desafiar los actuales perjuicios y los estereotipos acerca de este fenómeno”, dice Massoud Shadjareh, el presidente de la IHRC.

 

Las posturas de Trump también han provocado muchas críticas dentro de EE.UU.  El Consejo de Relaciones Americano-Islámicas (CAIR, en inglés) y otras organizaciones destacan que, al identificar implícitamente a personas de la fe musulmana, la orden antimigratoria de Trump equivale a establecer una religión para el Estado en violación de la Primera Enmienda de la Constitución estadounidense. 

La IHRC había nominado a distintas personalidades y entidades en cuatro ámbitos –libros, películas, medios de comunicación, internacionales– para su “premio”. En la sección internacional, la líder birmana, Aung San Suu Kyi, también fue nominada por sus crímenes contra la minoría rohingya.

El evento también ha reconocido a aquellos que lucharon contra la islamofobia en 2016. Los premiados fueron Maz Saleem, Roshan Mohamad Salih y la organización malasia MAPIM.

alg/ncl/rba