• Representación virtual de uno de los prototipos del muro fronterizo que el presidente de EE.UU., Donald Trump, pretende construir.
Publicada: martes, 14 de noviembre de 2017 10:48

La construcción del muro de Trump, además de su alto costo, afectaría a santuarios naturales de EE.UU., según revelan detalles ‘no autorizados para publicación’.

El diario estadounidense Texas Observer tuvo acceso a unos documentos “no autorizados” para la publicación que revelan detalles sobre el muro que la Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, pretende construir en su frontera con México.

En los archivos se precisa cómo los planes que persigue Trump tienen un coste más elevado de lo estimado, según dice el rotativo, que sostiene que dichos detalles los consiguió bajo la Ley de Libertad de Información.

De acuerdo con la publicación, resulta evidente que la construcción del muro afectaría también a propietarios de viviendas y a santuarios de vida silvestre, tal como señala un mapa elaborado por el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU.

Reservas naturales en el estado de Texas, como el parque estatal Bentsen-Río Grande Valley, el refugio nacional de vida silvestre Santa Ana y el Centro Nacional de Mariposas —que ya ha emprendido un proceso judicial para impedir la construcción en esa zona— podrían ser atravesadas por segmentos de esa muralla.

 

La pared del muro se construiría con hormigón armado y estaría coronada por una cerca de acero de 5,5 metros, conforme al texto. Especifica, a su vez, que la parte correspondiente a Santa Ana se construiría antes, ya que el terreno donde se prevé su construcción es propiedad del gobierno federal: costará unos 45 millones de dólares y podría comenzar a erigirse en julio de 2019, precisa el informe.

La Casa Blanca dio luz verde a los “prototipos” del muro, tras lo cual los técnicos de esta Administración deberán decidir cuál es el más adecuado para “frenar” la emigración hacia EE.UU.

En este sentido, las compañías que se disputan el jugoso contrato son seis, provenientes de los estados de Misisipi, Maryland, Alabama, Arizona y Texas, dice el periódico.

Los costos de sus prototipos, de unos 35 metros de largo cada uno, oscilan entre 300 000 y 500 000 dólares cada uno. Y para cubrir la línea fronteriza, de casi 3000 kilómetros, harán falta más de 90 000 de esas piezas.

Para la construcción del muro, un comité de la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó recientemente un proyecto de ley de seguridad fronteriza al que destinará 10 000 millones de dólares.

krd/nii/

Commentarios