• Congreso de EEUU vota a favor de sanciones contra Irán y Rusia
Publicada: martes, 25 de julio de 2017 21:26
Actualizada: miércoles, 26 de julio de 2017 13:43

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprueba por mayoría abrumadora nuevas sanciones contra Rusia, Irán y Corea del Norte.

La Cámara Baja, con 419 votos a favor y 3 en contra, da este martes luz verde a un proyecto de ley que impone nuevas sanciones a Rusia, Irán y Corea del Norte, y que ahora será elevado al Senado.

El texto del proyecto de ley justifica las sanciones a Rusia por supuesta interferencia en las elecciones presidenciales de EE.UU. en noviembre de 2016, al tiempo que las sanciones a Irán y Corea del Norte se deben a sus programas de armamentos.

El proyecto de ley es un paquete de sanciones para “ajustar las clavijas con relación a nuestros más peligrosos adversarios para mantener seguros a los estadounidenses”, ha sostenido el presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., Paul Ryan, después de la votación.

Por otro lado, el legislador conservador Ed Royce ha dicho que “los servicios de inteligencia ya han llegado a la conclusión” de que el presidente ruso, Vladimir Putin, ha tratado de interferir en los comicios del país norteamericano. “Si no hacemos nada, Rusia continuará con su agresión”, ha agregado.

La medida será votada en la Cámara Alta, donde se percibe el apoyo para las sanciones contra Teherán y Moscú, pero se necesita un debate sobre si se incluyen las sanciones a Pyongyang.

 

Uno de los aspectos más importantes de este proyecto de ley es que impide al presidente de EE.UU., Donald Trump, levantar de manera unilateral las sanciones contra Rusia, medida que los senadores vieron necesario por las dudas sobre una posible cooperación entre el equipo de Trump y los rusos en la campaña electoral.

De esa forma, si el Senado confirma el proyecto de ley con ese dispositivo, la única opción que restaría al inquilino de la Casa Blanca para mantener su margen de maniobra sería aplicar un veto.

Rusia que desmiente haber influenciado las elecciones de EE.UU., devuelve el golpe y asegura que estas acusaciones buscan "revertir" el resultado de los citados comicios.

A su vez, Teherán indica que su poderío misilístico solo tiene fines disuasivos y busca contrarrestar las amenazas en su contra. Deja claro también que su programa de misiles "no es negociable".

ftn/ncl/mep/mkh

Commentarios