• El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla ante partidarios suyos en un mitin en Melbourne (estado de Florida, en el sureste del país), 18 de febrero de 2017.
Publicada: domingo, 19 de febrero de 2017 19:37
Actualizada: lunes, 20 de febrero de 2017 7:20

El presidente de EE.UU. provoca un incidente con Estocolmo al reincidir en la tendencia de su equipo a hablar de atentados terroristas inexistentes.

“Uno mira lo que ocurre en Alemania, lo que pasó anoche en Suecia… ¡Suecia! ¿Quién lo hubiera pensado? ¡Suecia! Recibieron a un gran número (de refugiados, y ahora) están teniendo una cantidad de problemas que jamás imaginaron”, dijo Donald Trump ayer sábado en un mitin en Florida, en el sureste de Estados Unidos.

El mandatario trataba así de esgrimir una dudosa amenaza terrorista para defender su fallido decreto de bloqueo de entrada a EE.UU. a ciudadanos de 7 países de mayoría musulmana (sin que haya cometido nadie de esos países ataques en suelo norteamericano, siendo víctimas ellos mismos de las agresiones e injerencias de Washington).

Uno mira lo que ocurre en Alemania, lo que pasó anoche en Suecia… ¡Suecia! ¿Quién lo hubiera pensado? ¡Suecia! Recibieron a un gran número (de refugiados, y ahora) están teniendo una cantidad de problemas que jamás imaginaron”, dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Trump mencionó también la capital belga, Bruselas, y las ciudades francesas de Niza y París, que sí han sido en los últimos años escenario de atentados terroristas —de autoría controvertida—, pero su insistencia en señalar el país del norte de Europa ha hecho que la embajada sueca reclame explicaciones, según ha anunciado hoy domingo la Cancillería de Estocolmo.

Las redes sociales se llenaron además una vez más de burlas sobre esta última pifia de Trump, en esta ocasión con la etiqueta en inglés #LastNightinSweden (“anoche en Suecia”). Se sumó al divertimento el exministro de Exteriores sueco Carl Bildt, que tuiteó “¿Suecia? ¿Atentado terrorista? ¿Qué ha estado fumando este? Los interrogantes son muchos”.

 

Se trata de la tercera ocasión en que un miembro del Gobierno de Trump habla de atentados jamás cometidos, tras la asesora Kellyanne Conway con su “masacre de Bowling Green” y el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, sobre un supuesto atentado en Atlanta, en el este del país.

El presidente estadounidense no mencionó, sin embargo, los atentados sufridos esta semana en las afueras de la capital iraquí, Bagdad, y en el santuario de Laal Shahbaz Qalandar, en Sehwan (sureste de Paquistán), que han dejado más de un centenar de muertos entre los dos.

mla/ktg/ftn/rba

Commentarios