• El presidente de Ecuador, Rafael Correa, presenta su informe semanal de actividades, desde la ciudad de Latacunga, Cotopaxi. 12 de diciembre de 2015
Publicada: domingo, 13 de diciembre de 2015 19:02
Actualizada: lunes, 14 de diciembre de 2015 4:07

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, destacó que la unidad de fuerzas progresistas de América Latina detiene la arremetida conservadora que se está infiltrando en el subcontinente.

Durante su informe semanal de labores, radiotelevisado el sábado desde la ciudad de Latacunga (centro), el mandatario ecuatoriano exhortó que hoy más que nunca se exige que los progresistas de la zona se unan.

En Argentina hay ahora un Gobierno de derecha. En Venezuela la oposición ganó dos tercios de la Asamblea (…) nos enfrentamos a fuerzas muy grandes, gigantescas”, advirtió el presidente de Ecuador, Rafael Correa.

En Argentina hay ahora un Gobierno de derecha. En Venezuela la oposición ganó dos tercios de la Asamblea (…) nos enfrentamos a fuerzas muy grandes, gigantescas”, advirtió Correa.

Mediante dichas palabras, el jefe ecuatoriano de Estado recordó el triunfo del conservador Mauricio Macri, candidato de la alianza Cambiemos, en el balotaje del pasado 22 de noviembre, así como el avance de la coalición opositora venezolana que logró dos tercios de la Asamblea Nacional en los comicios legislativos del pasado domingo.

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) en Venezuela, Tibisay Lucena (centro). 06 de diciembre de 2015

 

Aludiendo las protestas que enfrentó Quito por el envío al Parlamento del proyecto denominado Ley de Herencias o Redistribución de la Riqueza y Plusvalía así como la violencia contra la aprobación de 15 enmiendas a la Carta Magna, afirmó que Ecuador he tenido lucha política, lucha mediática, y se “quieren ahora hacer guerra económica”.

El camino no está lleno de rosas, prosiguió el presidente de ese país sudamericano, necesitamos el apoyo de todo un pueblo, no solo de Ecuador.

En la misma jornada del sábado, el presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo que los gobiernos progresistas latinoamericanos no se sienten preocupados por la situación política de la región, sin embargo, no ocultó que tanto él mismo como su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, se sienten solos.

bhr/ktg/mrk

Commentarios