• La gente camina en las calles del distrito de Manhattan en Nueva York (EE.UU.), 8 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 18 de noviembre de 2020 2:56

Unas 300 empresas estadounidenses se declararon en bancarrota por no poder lidiar con los efectos de la COVID-19 sin ayuda gubernamental, reza un informe.

El diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ), en un informe publicado el martes, señala que esas compañías empleaban a más 23 mil trabajadores y recibieron 500 millones de dólares como apoyo financiero, pero aún así resultó imposible impedir que se declararan en quiebra, principalmente hoteles y restaurantes.

Conforme al medio, el número de negocios afectados puede ser superior, porque muchos antes de admitir el fracaso entran en liquidación.

La bancarrota de las empresas contribuye a la permanencia de altas cifras de desempleo, mientras más de 709 mil desocupados pidieron ayuda estatal la semana que culminó el 7 de noviembre.

Entretanto, el líder de la mayoría en el Senado de EE.UU., Mitch McConnell, indicó el mismo martes que había pocas probabilidades de que la Cámara de Representantes y el Senado acordaran un paquete de ayuda para complementar los fondos ofrecidos anteriormente.

 

En abril pasado, el Gobierno estadounidense otorgó 525 mil millones de dólares en préstamos a 5,2 millones de negocios, pero, según la Administración de Pequeñas Empresas de Estados Unidos, fue insuficiente para mantenerse a flote durante toda la pandemia.

nkh/nii/