• El libro Querido Dinero ofrece trucos para mejorar su relación con su dinero.
Publicada: martes, 18 de abril de 2017 10:11

No importa cómo le llame al dinero, la clave para tener unas finanzas sanas es perder el miedo a administrarlo, ahorrarlo e invertirlo, asegura el Querido Dinero.

Los mexicanos René Cárdenas y Mauricio Mastropiero, coautores del libro Querido Dinero están convencidos de que los millennials tienen que reaprender de manera autónoma hábitos financieros, pues nadie les enseñó.

“Nadie nos dijo cómo ser adultos”, comenta Cárdenas. “Justo a esta edad, entre 25 y 35 años, es cuando empieza a lidiar con estas responsabilidades de la adultez, en donde tienes que dejar de gastar el dinero en las ‘caguamas’ del fin de semana y pensar en cómo comprarte una casa. En esta etapa es donde empieza el interés por construir un patrimonio”, explicó el experto en diseño y comunicación de 34 años.

Querido Dinero incluye trucos que despertarán y fortalecerán el hábito de la administración de gastos. Según Cárdenas, “nosotros queremos que la gente aprenda a planear qué hacer con su dinero más allá de la quincena por eso le planteamos preguntas que lo harán reflexionar sobre su futuro financiero”.

 

Éstas son algunas ideas para mejorar su relación con el dinero, que podrá encontrar en las páginas de Querido Dinero:

1. Recuerde: La meta no es ser rico, sino que sus finanzas sean saludables.

2. Un ingreso es todo el dinero que entra en su bolsa. Desde sus entradas regulares, como su sueldo, hasta las extraordinarias, como el aguinaldo, y los 100 pesos que le da su abuelita cada cumpleaños.

3. Si cree que el dinero no da la felicidad, no gana lo suficiente (o ha sido medio güey con su lana).

4. Un gasto es todo el dinero que sale de su bolsa y que no es recuperable.

5. Si gasta en cosas innecesarias, acabará vendiendo cosas que necesita.

6. No importa cuánto gana, si no se administra jamás le va a alcanzar.

7. Los enemigos de su ahorro son los gastos fantasma y los gastos hormiga. Los primeros no los ve, no sabe que están ahí pero se asustaría de saber cuánto suman. Y los segundos son muy pequeños, pero juntos suman mucho más de lo que se imagina.

8. ¿Quién es más feliz, los que tienen más o los que necesita menos?

9. No dependa de la tarjeta de crédito. Recuerde que si no tiene para pagar, no tiene para qué gastar.

10. La regla para distribuir sus ingresos es: 50 % a gastos fijos, 30 % para los gustitos y 20 % para su ahorro.

tas/rha/rba

Commentarios