• El presidente iraní, Hasan Rohani (izda.), se reúne con su par turco, Recep Tayyip Erdogan, 9 de septiembre de 2017.
Publicada: domingo, 10 de septiembre de 2017 1:36
Actualizada: domingo, 10 de septiembre de 2017 17:50

El presidente iraní, Hasan Rohani, y su par turco, Recep Tayyip Erdogan, coinciden en presionar al Gobierno de Myanmar a que frene la masacre de rohingyas.

En una reunión con Erdogan, mantenida a últimas horas de este sábado en Kazajistán, el mandatario iraní ha destacado que la consulta y cooperación de Ankara y Teherán sobre el inminente genocidio de la minoría musulmana Rohingya en Myanmar sería "muy importante e influyente".

“Además de enviar ayudas humanitarias a los musulmanes de Myanmar, Irán, Turquía y otros países islámicos tienen que crear una presión internacional sobre el Gobierno de Myanmar para detener la violencia contra los musulmanes”, ha planteado Rohani.

De igual forma, el mandatario turco ha expresado la disposición de Ankara a "tomar medias comunes con Teherán para alertar seriamente a las autoridades birmanas a detener inmediatamente la violencia" contra la minoría musulmana en Myanmar.

Erdogan también ha expresado su deseo de que los 57 países de la comunidad islámica que participarán en una próxima cumbre, justamente para abordar la crisis de los rohingyas, puedan lograr una declaración sobre los crímenes del Gobierno de Myanmar contra dicha minoría étnica.

Asimismo, ha calificado de "muy efectiva" la cooperación Irán-Turquía en la lucha contra el terrorismo en la región y espera que ambos países sigan este camino hasta aniquilar el extremismo.

Además de enviar ayudas humanitarias a los musulmanes en Myanmar, Irán, Turquía y otros países islámicos tienen que crear una presión internacional sobre el Gobierno de Myanmar para detener la violencia contra los musulmanes”, ha instado el presidente de Irán, Hasan Rohani.

 

Ambos dignatarios han expresado la disposición de su Gobiernos para cooperar en otros temas, como la lucha contra el terrorismo y el extremismo en la región, al tiempo que han alabado los recientes logros de las fuerzas sirias y iraquíes ante las bandas takfiríes.

En cuanto a los asuntos regionales, Rohani y Erdogan apuestan por garantizar la estabilidad de las fronteras y la soberanía de los países, puesto que cualquier cambio en los límites geográficos resultaría en graves tensiones e iría en detrimento de toda la región.

Además, las dos partes han abogado por la ampliación de las relaciones bilaterales especialmente en el ámbito económico. Al respecto, Erdogan ha dicho que el levantamiento de las sanciones antiiraníes ha allanado el camino para extender lazos bilaterales.

bhr/ncl/snz/rba

Commentarios