• El embajador de Cuba en Ecuador, Rafael Dausá, en una rueda de prensa, 19 de octubre de 2017.
Publicada: viernes, 20 de octubre de 2017 18:46
Actualizada: viernes, 20 de octubre de 2017 19:45

El Gobierno de Cuba exige a EE.UU. que escuche el ‘clamor mundial’ y ponga fin a su ‘bloqueo criminal’, un obstáculo para normalizar sus relaciones.

“El bloqueo constituye un obstáculo esencial en el proceso para la normalización de las relaciones entre ambos países y el sistema de sanciones unilaterales más injusto, severo y prolongado que se ha aplicado contra país alguno”, aseguró el jueves el embajador de Cuba en Ecuador, Rafael Dausá, en una rueda de prensa.

El representante cubano expuso los daños económicos y sociales provocados por el bloqueo impuesto de forma unilateral desde hace casi seis décadas por Estados Unidos al país caribeño.

De acuerdo con sus declaraciones, el propósito de esas acciones y la retórica “agresiva” contra Cuba, recrudecidas con el mandato del nuevo presidente estadounidense, Donald Trump, es, además de generar temor en las instituciones internacionales a relacionarse con su país, rendir por hambre y necesidades, debilitar internamente y generar descontento en el pueblo cubano.

En este sentido, Dausá recalcó que la normalización de las relaciones no depende solo de Cuba, pese a que la isla tiene la voluntad para seguir avanzando en el acercamiento, sino que requiere también la voluntad del presiente Trump.

Es un clamor mundial que se opone a esta criminal política y ojalá el presidente (Donald) Trump escuche este clamor y haga caso a ese mandato de las Naciones Unidas”, declara el embajador de Cuba en Ecuador, Rafael Dausá.

El embajador denunció que las relaciones entre Cuba y EEUU han sufrido un retroceso desde la llegada al poder de Trump, ya que debido a las medidas anticubanas del mandatario no solo el bloqueo contra Cuba continúa vigente, sino que “se aplica con máximo rigor”.

El fin del bloqueo es una demanda internacional, aseveró el diplomático, que recordó que en 2016 una resolución de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en ese sentido no obtuvo ningún voto en contra, recibiendo el respaldo de 191 países, mientras se abstenían EE.UU. y el régimen de Israel.

“Es un clamor mundial que se opone a esta criminal política y ojalá el presidente Trump escuche este clamor y haga caso a ese mandato de las Naciones Unidas”, estimó en cuanto a la votación del venidero 1 de noviembre en la ONU para acabar con el cerco económico, financiero y comercial.

El próximo 1 de noviembre, los 193 países de la ONU votarán nuevamente una iniciativa presentada por la isla para dar por terminado el bloque económico.

En su reciente discurso ante la 72ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), Trump resaltó que Washington dará continuidad al bloqueo hasta que “el Gobierno cubano desestabilizador y corrupto hasta que haga reformas fundamentales”.

tmv/mla/fmk/tas

Commentarios