• El presidente de EE.UU., Barack Obama, y la primera dama Michelle Obama en el aeropuerto José Martí de La Habana, 20 de marzo de 2016.
Publicada: domingo, 20 de marzo de 2016 20:21
Actualizada: domingo, 27 de marzo de 2016 3:06

​​​​​​​El presidente de EE.UU., Barack Obama, llega este domingo a La Habana, la capital de Cuba, comenzando la primera visita de un mandatario estadounidense a la isla en los últimos 88 años.

"¿Qué bolá (tal), Cuba?”, ha escrito Obama en su cuenta de Twitter, aludiendo al saludo típico cubano, poco después de haber aterrizado su avión presidencial, mejor conocido como el Air Force One, en el aeropuerto José Martí de La Habana.

El mandatario estadounidense persigue dos objetivos principales en su viaje a Cuba: encontrarse con el pueblo cubano y consolidar la nueva relación con el presidente cubano, Raúl Castro, en la senda del espectacular acercamiento iniciado en diciembre de 2014.

Además, se reunirá el lunes con el mandatario cubano donde tiene planeado tratar diferentes temas de interés y tratar de disminuir las diferencias entre las dos partes.

Al mismo tiempo intentará aumentar los lazos para de este modo asegurarse de que sus avances con Cuba no se llegarán a revertirse el próximo año, cuando Obama será reemplazado por otro candidato.

Hasta el momento ninguno de los precandidatos han mostrado gran interés en estrechar las relaciones con Cuba.

La visita, que se extenderá hasta el martes, cuando el jefe de Estado de EE.UU. siga su viaje a Argentina, servirá también para que Obama refuerce la imagen de un Estados Unidos diferente al que por décadas promovió intervenciones y consideró a América Latina como su patio trasero.

Los Gobiernos de EE.UU. y Cuba se embarcaron el 17 de diciembre de 2014 en un diálogo para restaurar las relaciones bilaterales tras décadas de enfriamiento político. Desde entonces, Estados Unidos y Cuba han reabierto sus embajadas correspondientes en La Habana y Washington, y han hecho avances para restaurar los viajes aéreos y ajustar otras restricciones.

En este contexto, los Departamentos del Tesoro y Comercio de EE.UU. levantaron una serie de sanciones impuestas contra La Habana por lo que autorizaron el martes entre otros, el viaje de los estadounidenses a Cuba por motivos educativos, la importación de productos cubanos y el acceso de los cubanos al sistema financiero estadounidense.

Los presidentes de EE.UU., Barack Obama (dcha.), y de Cuba, Raúl Castro, se estrechan las manos en la sede de la ONU.

 

hgn/rha/hnb

Commentarios