• Un piloto de la Fuerza Aérea de EE.UU. y bombarderos estratégicos B-1B Lancer durante una misión en la isla de Guam, 30 de julio de 2017.
Publicada: domingo, 13 de agosto de 2017 16:23
Actualizada: domingo, 13 de agosto de 2017 18:31

Un portal militar informa de los detalles de un eventual ataque de EE.UU. contra Corea del Norte y enfatiza que ‘ya ha empezado la primera fase’ de esta guerra.

En caso de que EE.UU. decida lanzar un “ataque preventivo convencional” contra Pyongyang, indica un artículo del portal especializado en aviones The Aviationist, los ataques comenzarían con los misiles de crucero “cuya mayoría serían lanzados desde buques de guerra y submarinos” y luego con aviones estratégicos y tácticos.

La nota, publicada ayer sábado, además indica que Washington no empezaría sus ataques con bombarderos supersónicos B-1B Lancer, pese a que de momento los está utilizando en los simulacros de ataques contra Pyongyang, los cuales han sido denunciados con frecuencia por su contraparte.

The Aviationist, a continuación, señala que una posible guerra entre Washington y Corea del Norte —de la cual han advertido varios políticos y expertos— tendría cuatro fases.

La primera fase consistiría en desplegar las herramientas necesarias cerca del territorio norcoreano y recoger datos. Esta fase de momento ha empezado, si se tiene en cuenta los satélites y los aviones espías que ya han estado observando a Corea del Norte durante meses, así como el despliegue del sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés) en el suelo surcoreano.

 

La segunda fase probablemente vería las operaciones de los destructores que son capaces de lanzar hasta 90 misiles de crucero tipo Tomahawks. En esta fase también se utilizaría los submarinos para lanzar los misiles TLAM.

En la fase 3, serían lanzados unas bombas estratégicas y un limitado número de B-1s y B-52s tanto desde EE.UU. como desde la isla estadounidense de Guam (ubicada en el Pacífico occidental) para atacar objetivos específicos tales como bunkers y sitios subterráneos en Corea del Norte.

En la cuarta fase participarían aviones tácticos (desde bases terrestres o portaaviones) para apuntar contra los misiles balísticos móviles norcoreanos y otras artillerías de Pyongyang. “No es fácil alcanzar este objetivo, pues muchas de las armas y artillerías de este país han sido ocultadas bajo la tierra”, se lee en el texto.

Últimamente, el presidente estadounidense Donald Tump ha planteado que Washington podría utilizar la opción militar contra el país asiático liderado por Kim Jong-un. En una reciente declaración, Trump aseguró que su país respondería con “fuego y furia” a las amenazas de Pyongyang.

tqi/ktg/ftm/rba

Commentarios