• El jefe del Comando del Pacífico de EE.UU., el almirante Harry Harris.
Publicada: miércoles, 24 de febrero de 2016 7:02
Actualizada: miércoles, 8 de marzo de 2017 12:20

EE.UU. podría atacar a Corea del Norte si sigue desarrollando su programa de misiles balísticos, advirtió el martes el jefe del Comando del Pacífico de EE.UU., el almirante Harry Harris.

Según Harris, el Departamento de Defensa de EE.UU. ya está analizando planes de ataque, si llega a considerar que los misiles balísticos de Pyongyang son una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos.

El Departamento de Defensa de EE.UU. ya está analizando planes de ataque, si llega a considerar que los misiles balísticos de Pyongyang son una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos, indicó el jefe del Comando del Pacífico de EE.UU., el almirante Harry Harris.

También indicó que después del tema de los misiles balísticos y el programa nuclear de Pyongyang, las capacidades del sistema antiaéreo norcoreano son las que más preocupan a las autoridades estadounidenses.

Por su parte, el comandante de las Fuerzas de Estados Unidos en Corea del Sur (USFK, por sus siglas en inglés), el general Curtis Scaparrotti, alegó que Pyongyang no dudaría en usar armas nucleares contra países como EE.UU. y Corea del Sur, de llegar a ser amenazada su existencia.

Igualmente, aseguró que en estos momentos las tensiones entre las dos Coreas han llegado a niveles no vistos desde hace 20 años y recomendó el despliegue de más sistemas antimisiles y de defensa aérea en esta zona.

El lanzamiento de un cohete de largo alcance de Corea del Norte a principios de febrero aumentó las ya elevadas tensiones entre los dos Coreas, al tiempo que desencadenó una ola de críticas a nivel internacional.

En reacción a la prueba del cohete Washington y Seúl decidieron poner en marcha negociaciones sobre la instalación del sistema de Defensa del Área de Gran Altitud Terminal (THAAD, por sus siglas en inglés) en la península coreana, además de iniciar el pasado viernes una maniobra militar conjunta.

Dichos actos, no solo han provocado el rechazo del Gobierno del líder norcoreano, Kim Jong-un — que sostiene que su programa nuclear tiene carácter disuasivo ante posibles agresiones de Seúl y Washington y sus maniobras militares conjuntas—, sino también preocupa a países de la región como China, pues los considera una amenaza para su seguridad.

hgn/ctl/nal