• Colombia: Ataque de ELN a oleoducto supone un freno al diálogo
Publicada: viernes, 28 de abril de 2017 17:38
Actualizada: viernes, 28 de abril de 2017 18:22

El Gobierno de Colombia denuncia que el ataque de la guerrilla ELN al oleoducto Caño Limón Coveñas, en el norte del país, supone un freno a los diálogos de paz.

En un comunicado, el jefe de la delegación del Gobierno en los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), Juan Camilo Restrepo, calificó el jueves de "delirante" e "insensato" que la guerrilla atente contra el acueducto, en el departamento de Norte de Santander, dejando a mil familias sin agua.

Restrepo recordó a la guerrilla, con la que el Gobierno lleva a cabo conversaciones de paz desde el pasado 7 de febrero, que debe "escoger qué lenguaje va a seguir utilizando, si uno de paz en la mesa de Quito o uno de bombas y de atentados terroristas contra la población civil" en Colombia.

(El ELN) tiene que escoger qué lenguaje va a seguir utilizando, si uno de paz en la mesa de Quito o uno de bombas y de atentados terroristas contra la población civil" colombiana, afirmó el jefe de la delegación del Gobierno en los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), Juan Camilo Restrepo.

El representante de Bogotá advirtió además de que con el incidente “le ponen un freno muy grave y muy delicado a las negociaciones”, y de que el Gobierno no puede avanzar “si el ELN no es coherente entre lo que dice y firma allá en Quito y lo que hace acá con su lenguaje terrorista”.

 

Asimismo, Restrepo señaló que el hecho de que las dos partes estén en una negociación para poner fin al conflicto no da licencia al ELN para atentar contra el pueblo.

La compañía propietaria del acueducto Ecopetrol ha denunciado por otra parte un nuevo atentado ocurrido en la misma jornada en el departamento de Norte de Santander, fronterizo con Venezuela, contra el mismo oleoducto, lo que ha generado una emergencia ambiental porque el crudo derramado ha contaminado dos arroyos que proveen de agua a la población.

El ELN, con unos 1500 combatientes, es la única guerrilla activa de Colombia. Con las negociaciones con el ELN, el Gobierno de Juan Manuel Santos busca la "paz completa", tras la firma en noviembre de un histórico acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), principal y más antigua guerrilla del continente.

Al igual que en el inicio de los diálogos con las FARC, desarrollados desde 2012 en Cuba, las conversaciones con el ELN se llevan a cabo en medio del conflicto.

tmv/mla/fdd/nal

Commentarios