• En la foto uno de los cuatro comuneros mapuches que lleva quince meses en prisión preventiva sin juicio.
Publicada: sábado, 30 de septiembre de 2017 9:25

El Gobierno de Chile pidió la ‘recalificación de la ley antiterrorista’ en la querella contra cuatro comuneros imputados en la quema de una iglesia evangélica.

El ministro del Interior de Chile, Mario Fernández, comunicó el viernes en una conferencia de prensa que el Gobierno decidió interponer un recurso de apelación, cautela de garantías y un recurso de amparo para insistir en modificar las medidas cautelares contra los comuneros mapuches en huelga de hambre desde hace 115 días.

“El Gobierno ha instruido a su equipo jurídico para que haga presente que en el nuevo escenario, que se ha generado frente a su precario y riesgoso estado de salud, se proceda a solicitar la recalificación a las conductas de la causa, para someterlas al régimen de los delitos que corresponde dentro del código penal”, explicó Fernández.

La petición de cambiar la prisión por otras medidas cautelares, como el arresto domiciliario total y arraigo nacional (prohibición de abandonar el país), fue presentada por el Gobierno, pero el Tribunal de Garantía de Temuco, en la sureña región de La Araucanía, consideró que los comuneros, que llevan quince meses en prisión sin juicio, son un peligro para la sociedad y decidió mantenerlos en prisión preventiva.

El Gobierno ha instruido a su equipo jurídico para que haga presente que en el nuevo escenario, que se ha generado frente a su precario y riesgoso estado de salud, se proceda a solicitar la recalificación a las conductas de la causa, para someterlas al régimen de los delitos que corresponde dentro del código penal”, explicó el ministro del Interior de Chile, Mario Fernández.

Respecto de la situación de los activistas, el ministro del Interior afirmó que la decisión de recalificar la ley antiterrorista “ha sido comunicada a los afectados y sus familiares, quienes han visto positivamente esta decisión y espero que la reacción que ellos tengan sea deponer la huelga de hambre”.

La decisión del Gobierno marca un giro respecto de la postura manifestada en los días anteriores. Si bien el Gobierno había accedido a una disminución de las cautelares, había descartado la posibilidad de recalificar la querella por ley antiterrorista.

Cuatro presos políticos mapuches iniciaron una huelga de hambre para insistir en su inocencia y su no implicación en la quema de una iglesia evangélica en junio de 2016 en Padre Las Casas, región de La Araucanía, caso por el que aún no han sido juzgados.

En los últimos años el conflicto ha derivado en episodios de violencia en los que han muerto varios comuneros, policías y agricultores, mientras varias decenas de indígenas han sido procesados y condenados por diversos delitos, principalmente ataques incendiarios. 

lvs/ktg/hnb

Commentarios