• El embajador de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en Washington, Yousef al-Otaiba.
Publicada: domingo, 17 de septiembre de 2017 17:18
Actualizada: lunes, 18 de septiembre de 2017 0:30

Arabia Saudí se estaba preparando para un ataque militar contra su vecino Catar, revela una serie de correos electrónicos filtrados que datan de mayo de 2017.

Los emails, intercambiados entre el embajador de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en Washington, Yousef al-Otaiba, y el diplomático estadounidense Elliott Abrams en mayo de 2017 afirman que Arabia Saudí estuvo a punto de “conquistar” a Catar y que esto habría “resuelto los problemas de todos”, según indicó el funcionario emiratí en una serie de emails filtrados, citados el sábado por el portal Middle East Monitor.

Al-Otaiba añadió que el fallecido monarca saudí el rey Abdulá bin Abdulaziz “estuvo bastante cerca de hacer algo en Catar” unos meses antes de su muerte en enero de 2015.

De acuerdo con los correos electrónicos, Abrams se sorprendió por la revelación y declaró: “Yo no lo sabía. Es dramático. ¿Qué tan difícil podría ser? Los extranjeros no interferirán. Promete a los indios un aumento, promete a la policía un aumento y ¿quién va a querer luchar hasta la muerte?”, cuestiona presumiblemente refiriéndose a la alta población de trabajadores inmigrantes del sur de Asia que tiene Catar.

Abrams continuó diciendo que el expresidente estadounidense Barack Obama no habría apoyado un ataque contra Catar “sin embargo el nuevo tipo...” sí, en referencia al actual presidente estadounidense, Donald Trump.

¿Qué tan difícil podría ser (conquistar a Catar)? Los extranjeros no interferirán. Promete a los indios un aumento, promete a la policía un aumento y ¿quién va a querer luchar hasta la muerte?”, escribe el diplomático estadounidense Elliott Abrams.

 

En los correos electrónicos, Abrams, quien sirvió como asistente adjunto del expresidente estadounidense George W. Bush, y como su segundo asesor de seguridad nacional, sugirió que Jordania controlara Catar ya que además eso “resolvería sus problemas financieros”.

El pasado 5 de junio, Arabia Saudí, EAU, Egipto y Bahréin rompieron sus relaciones diplomáticas y económicas con Catar, acusándola de apoyar a grupos terroristas en la región.

Los cuatro países también impusieron un embargo a Catar y publicaron una larga lista de demandas, incluyendo el cierre de la emisora de noticias Al Jazeeracortar sus lazos con Irán y cerrar la base militar de Turquía, para restaurar sus relaciones con Doha.

Catar, sin embargo, se negó a cumplir con las demandas y dijo que estaban destinadas a violar la soberanía del país. 

Las tensiones aumentaron hasta tal punto que Doha no descartó de que el conflicto resulte en una guerra con Riad y sus aliados. El ministro saudí de Exteriores, Adel al-Yubeir, incluso acusó a Catar de haber cometido un “acto de agresión” y declarado la guerra a Riad.

snr/ktg/ftn/rba

Commentarios