• La expresidenta brasileña Dilma Rousseff durante una rueda de prensa en Ciudad de México, 24 de abril de 2017.
Publicada: sábado, 20 de mayo de 2017 5:19

La expresidenta brasileña Dilma Rousseff insta a celebrar elecciones anticipadas en Brasil para acabar con la grave crisis que azota el país.

“En la democracia la regla es clara: el poder emana del pueblo y en su nombre es ejercido; ninguna elección indirecta tendrá la legitimidad para sacar del país del abismo en el que fue sumergido, la única salida para la crisis son elecciones directas, ¡ya!”, indicó el viernes la exmandataria a través de su cuenta en la red social Facebook.

Asimismo, señaló que la crisis política que aqueja a Brasil comenzó en noviembre de 2014 por el “rechazo de los golpistas” a aceptar el resultado de los comicios presidenciales que le dieron la victoria, y se agravó con el impeachment (juicio político) “fraudulento” que acabó con su destitución en mayo de 2016.

“Brasil continúa sangrando con los retrocesos impuestos por el gobierno golpista; ahora está sin rumbo, ante las graves acusaciones lanzadas en los últimos días”, aseveró.

Con estas afirmaciones, la ex jefa de Estado hacía alusión a la polémica grabación revelada el jueves por el Tribunal Supremo Federal (STF, en portugués) de Brasil, en la que el presidente brasileño, Michel Temer, intentaba comprar el silencio de Eduardo Cunha, expresidente de la Cámara de Diputados, para que no revelase datos sobre la corrupción de la petrolera estatal Petrobras.

Brasil continúa sangrando con los retrocesos impuestos por el gobierno golpista (de Michel Temer); ahora está sin rumbo, ante las graves acusaciones lanzadas en los últimos días”, aseveró la expresidenta brasileña Dilma Rousseff

 

La solicitud de “elecciones directas” también ha sido escuchada durante las manifestaciones celebradas desde hace dos días en todo el país para pedir la renuncia de Temer. Mientras, el mandatario aseguró que “no va a renunciar” de ningún modo.

El juez del STF de Brasil, Edson Fachin, autorizó el jueves el inicio de la investigación contra Temer por el caso de corrupción Lava Jato, de manera que el dignatario podría verse sometido a un juicio político como el que él mismo impulsó contra Rousseff.

Sin embargo, si Temer es destituido, la Constitución prevé una elección indirecta, en la que el Congreso Nacional escogerá a un sustituto, hecho considerado por el pueblo como una maniobra de la derecha para evitar elecciones directas.

mnz/anz/msf

Commentarios