• Expresidnete boliviano Evo Morales (dcha.) y exvicepresidente Álvaro García Linera entre sus partidarios en Cochabomba, 11 de noviembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 6 de marzo de 2021 11:08

El Movimiento al Socialismo (MAS) busca consolidarse en el poder en las elecciones subnacionales de Bolivia, tras su retorno en octubre a la jefatura del país.

Bolivia celebrará el domingo 7 de marzo unas elecciones subnacionales en las que se elegirán casi 5000 cargos de gobernadores, asambleístas, alcaldes, concejales y otras autoridades locales entre alrededor de 20 000 postulaciones registradas ante el Tribunal Supremo Electoral (TSE), lo que será el siguiente capítulo de la renovación política que se produjo el pasado octubre con las elecciones presidenciales y parlamentarias.

Estas elecciones subnacionales cuentan con la participación de más de 7,1 millones de bolivianos llamados a las urnas, para que elijan a 4962 autoridades, distribuidas en 583 autoridades departamentales, 27 regionales y 4352 municipales. 

No obstante, cabe mencionar que en algunos de estos departamentos, como Pando o Santa Cruz, el pueblo también eligirá a un vicegobernador o subgobernadores.

Asimismo, un total de 336 candidatos para las Asambleas Departamentales y para las Regionales, así como para los Concejos Municipales y las Alcaldías estarán incluidos en las papeletas.

 

La variedad entre los partidos que se enfrentarán en estos comicios es amplia, ya que no todos concurren a nivel nacional y hay una batería de formaciones que solo tienen representación departamental. Sin embargo, permanece la tónica que ha marcado la política boliviana en los últimos años: una marcada polarización entre el MAS y los partidos opositores, que a su vez todavía no han conseguido unir fuerzas bajo una misma agrupación.

Como parte de la oposición contra el MAS, la expresidenta de facto de Bolivia Jeanine Áñez también se inscribió como candidata a gobernadora por el departamento amazónico de Beni, en el noreste boliviano.

El expresidente boliviano Evo Morales advirtió el pasado 27 de febrero sobre “traidores y oportunistas que por peguitas se suman a la derecha” para participar en las elecciones subnacionales, y llamó al pueblo a no rendirse ante ellos.

Tras el triunfo del MAS en las últimas elecciones generales, en octubre de 2020, y su regreso a Presidencia del país andino, los comicios del domingo supondrán la prueba definitiva del ‘evismo’ y del Movimiento al Socialismo.

mrp/ncl/ftn/mkh