• “Anular conteo rápido en Bolivia posibilita manipulación de votos”
Publicada: lunes, 19 de octubre de 2020 1:02
Actualizada: lunes, 19 de octubre de 2020 2:29

La actitud sospechosa del TSE de Bolivia de anular el conteo rápido nos hace pensar automáticamente en una manipulación de los votos, resalta un analista.

Es un tema bastante sospechoso, porque imaginemos esta misma situación en octubre de 2019 (en la era del expresidente Evo Morales). Entonces, toda la comunidad internacional abrió un proceso sobre el asunto”, así lo indica el experto en asuntos políticos Fernando Casado, en una entrevista concedida este domingo a HispanTV.

Anoche, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia, Salvador Romero, nombrado por el gobierno de facto de Jeanine Áñez, anuló a pocas horas a las elecciones, el conteo rápido de los sufragios so pretexto de celebrar los comicios en paz y sin contratiempos.

El analista, no obstante, ha cuestionado el doble estándar del gobierno de facto respecto a las reglas, resaltando que esta decisión muestra la falta de transparencia en las elecciones e, incluso, si dirige a una manipulación de los votos.  

“A mí lo que me preocupa es el doble estándar, lo que era válido en el año 2020, pero no era válido en el 2019, y esto por su puesto levanta suspicacias. (…) Creo que hay muchas posibilidades con el contubernio de, incluso de los observadores internacionales de que haya manipulaciones de los datos”, ha sostenido Casado.

 

Ante el inusitado anuncio, el depuesto presidente boliviano, Evo Morales, ha considerado altamente preocupante que el órgano electoral decida suspender el sistema de la Difusión de Resultados Preliminares (DIREPRE). “Hicimos observaciones públicas que no fueron atendidas oportunamente. Esta decisión de última hora despierta dudas sobre sus intenciones”, escribe en su cuenta en Twitter.

Por su parte, el candidato presidencial del Movimiento al Socialismo (MAS), Luis Arce, ha anunciado que su partido ha creado su propio sistema de conteo rápido de votos, en medio de las alertas de posibles movimientos encaminados a un “fraude” electoral.

Más de 7,3 millones de los bolivianos aptos para votar han sido convocados este mismo domingo a las urnas para elegir al nuevo presidente, al vicepresidente, los diputados y senadores para un período de cinco años, a casi un año del golpe de Estado contra Morales.

Además de Arce, en la maratón para acceder al Palacio Quemado participan cuatro candidatos, a saber: Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana (CC); Luis Fernando Camacho, de Creemos; Chi Hyun Chung, del Frente Para la Victoria; y Feliciano Mamani, del Partido Acción Nacional Boliviano (PAN-Bolivia).

Entretanto, los sondeos han venido situando a Arce a la cabeza, pese a que el gobierno de facto de Jeanine Áñez, que cuenta con el apoyo de EE.UU., ha recurrido a todos los medios a su alcance para obstaculizar la vuelta al poder del MAS en Bolivia.

Fuente: HispanTV Noticias

myd/lvs/hnb