• Presidente de Bolivia, Evo Morales.
Publicada: miércoles, 30 de marzo de 2016 0:26

El presidente de Bolivia, Evo Morales, consideró el Silala como un manantial y volvió a rechazar el argumento de Chile para probar que es un río internacional.

"Venimos a ver nuevamente el agua en esta región del Silala para demostrar, mediante los medios de comunicación, al mundo entero que no es un río internacional, sino aguas que salen de los bofedales (…) son manantiales", afirmó el martes Morales a los periodistas en una inspección al Silala, en el departamento andino de Potosí.

Durante su visita, en la que fue acompañado por varios ministros, el presidente boliviano verificó además las obras civiles que realizó Chile para encauzar esas aguas hacia su territorio, canalizando artificialmente las aludidas aguas.

Venimos a ver nuevamente el agua en esta región del Silala, para demostrar, mediante los medios de comunicación, al mundo entero que no es un río internacional, sino aguas que salen de los bofedales (...) son manantiales", afirmó el presidente de Bolivia, Evo Morales.

De igual manera aseguró que tal misión gubernamental no quedará limitada a la inspección de esa jornada, sino que continuará hasta la convocatoria de miembros de organismos internacionales  —incluidas la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac)— y expertos de la comunidad internacional para que conozcan la "realidad" y la "verdad" de las aguas del Silala.

Asimismo, Morales volvió a subrayar la decisión de Bolivia de demandar a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) por aprovechamiento ilegal de las aguas del río Silala, si bien no anunció una fecha exacta para ese hecho.

Se trata de la segunda demanda de Bolivia ante la CIJ contra Chile. La primera fue planteada el 24 de abril de 2013 en la que exigió un acceso soberano al océano Pacífico. El 24 de septiembre de 2015, La Haya se declaró competente para atender dicha demanda.

En otras declaraciones en un acto en el oriental departamento de Santa Cruz y respecto a este mismo caso, el mismo Morales afirmó el domingo en respuesta al Gobierno de Chile que aseveró que no cederá la soberanía del río Silala, que no se defiende la soberanía por algo que es “robado, invadido o asaltado”, 

Las afirmaciones del martes de Morales se produjeron un día después de que su homóloga chilena, Michelle Bachelet, anunciara que su país contrademandará a Bolivia para resguardar sus derechos dentro del diferendo que mantiene con La Paz.

Bachelet confirmó así la postura de su canciller, Heraldo Muñoz, quien días antes exhibió unos mapas antiguos del río para probar la legitimidad del argumento chileno. Muñoz también había expresado anteriormente el repudio de su país a mantener un diálogo con Bolivia sobre esa discrepancia marítima.

tqi/mla/rba

Comentarios