• Un niño rohingya en el campo de refugiados de Kutupalong, en el distrito bangladesí de Ukhia, 4 de diciembre de 2017.
Publicada: martes, 5 de diciembre de 2017 10:09
Actualizada: miércoles, 6 de diciembre de 2017 7:59

La Organización de las Naciones Unidas advierte de que el trato de Myanmar (Birmania) a los musulmanes rohingyas podría contener ‘elementos de genocidio’.

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al-Husein, ha enumerado hoy martes una serie de abusos contra la minoría musulmana rohingya, —desde el asesinato con arma de fuego, el uso de granadas, los disparos a quemarropa, hasta los apuñalamientos, las palizas y la quema de casas— para denunciar las violaciones contra esta minoría.

“Considerando la discriminación sistemática de la que son víctimas los rohingyas (...) las torturas o malos tratos (...) los desplazamientos forzados y la destrucción sistemática de pueblos (...) ¿se puede negar la presencia posible de elementos de genocidio?”, ha cuestionado durante una reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU (ACNUDH) en Ginebra, en Suiza.

La nueva ola de violencia iniciada en agosto ha dejado hasta el momento más de un millar de muertos entre la comunidad rohingya. La organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW) publicó el pasado 16 de noviembre un informe en el que alerta de sistemáticas y brutales violaciones de los soldados birmanos contra la comunidad rohingya.

Considerando la discriminación sistemática de la que son víctimas los rohingyas (...) las torturas o malos tratos (...) los desplazamientos forzados y la destrucción sistemática de pueblos (...) ¿se puede negar la presencia posible de elementos de genocidio?”, cuestiona el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al-Husein.

ftn/nii/

Commentarios