• El Diputado opositor argentino, Guillermo Carmona, habla con los medios de comunicaciones, 13 de septiembre de 2017.
Publicada: jueves, 14 de septiembre de 2017 1:13

Los diputados argentinos instan al Parlamento a abordar un acuerdo firmado en 2016 por los Gobierno de Argentina y el Reino Unido sobre las Islas Malvinas.

Diputados del Frente para la Victoria (FpV) rechazan al "infame" texto firmado en 2016 entre el Gobierno del presidente argentino Mauricio Macri y el Reino Unido para potenciar el diálogo entre ambos países, al considerar que perjudicó al reclamo por la soberanía de las islas Malvinas.

“El 13 de septiembre de 2016 se concretó un acuerdo infame que implica la subordinación de la Argentina a los intereses británicos”, ha expresado este miércoles el vicepresidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Argentina, Guillermo Carmona.

El diputado ha declarado que "el Reino Unido ha aprovechado para continuar y ampliar su presencia militar y la explotación ilegal pesquera, y ha empezado acciones que implican la exploración e inminente explotación hidrocarburífera sin contar con la aprobación" del país austral.

El 13 de septiembre de 2016 se concretó un acuerdo infame que implica la subordinación de la Argentina a los intereses británicos”, ha expresado el vicepresidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados de Argentina, Guillermo Carmona.

 

El 13 de septiembre de 2016 el Gobierno argentino y británica llegaron a un acuerdo que permite anular las restricciones al desarrollo de la industria del gas y el petróleo en los alrededores de las disputadas islas Malvinas. Otro punto señala el aumento de la frecuencia de los vuelos directos desde las islas hacia el continente a través del espacio aéreo de Argentina.

Todos estos puntos suponen un giro de 180 grados de una estrategia del anterior Gobierno argentino para presionar al Reino Unido sobre la soberanía de las islas.

Argentina y el Reino Unido mantienen un litigio sobre la soberanía de las referidas islas, lo que motivó una confrontación bélica entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982, que acabó con la vida de 649 militares argentinos, 255 británicos y tres civiles isleños.

A pesar de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) determinó en 1965 que el Reino Unido debía descolonizar ese territorio e hizo un llamado a solucionar la disputa mediante el diálogo, el Gobierno de Londres fortalece su presencia militar en el archipiélago.

En reiteradas ocasiones, Argentina ha pedido al Gobierno británico sentarse a la mesa de negociaciones para resolver pacíficamente la disputa de soberanía; una solicitud que, todavía, no ha recibido una debida respuesta desde Londres.

snz/rha/alg/rba

Commentarios