• La canciller de Argentina, Susana Malcorra.
Publicada: martes, 29 de marzo de 2016 16:41

Argentina se muestra satisfecha por el hecho de que el nuevo límite de su Estado aprobado por la ONU comprenda a las islas Malvinas.

La ONU aprobó por unanimidad que el límite de la plataforma continental de Argentina se expandiera 1.700.000 km2, abarcando así a las islas Malvinas, cuya soberanía se disputan Buenos Aires y Londres.

La canciller argentina, Susana Malcorra, afirmó el lunes el nuevo límite de su Estado al incorporar “1,7 millón de km2 a los 4,8 millones km2 comprendidos entre las líneas de base y las 200 millas marinas", que Argentina había presentado en 2009 en un fallo ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Hemos dado un gran paso en la demarcación del límite exterior de nuestra plataforma continental", declaró la canciller argentina, Susana Malcorra

La Comisión del Límite Exterior de la Plataforma Continental, órgano científico integrado por 21 expertos internacionales de reconocido prestigio y creado por la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar, "adoptó por consenso, es decir sin un solo voto en contra, las recomendaciones sobre la presentación argentina", explicó.

"Hemos dado un gran paso en la demarcación del límite exterior de nuestra plataforma continental", declaró la jefa de la Diplomacia argentina en un comunicado.

"Es un logro significativo de la política exterior de Argentina que reafirma nuestros derechos de soberanía en la zona del Atlántico sur", evaluó Malcorra, mientras definió a Malvinas como "una zona política, económica y estratégicamente importante".

Argentina y el Reino Unido mantienen un litigio sobre la soberanía de las referidas islas, lo que motivó una confrontación bélica entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982; 649 militares argentinos, 255 británicos y tres civiles isleños perdieron la vida en el conflicto.

Hace 50 años, la ONU reconoció que el diferendo de las Malvinas es una disputa de soberanía que debe resolverse en forma negociada entre los dos países y en esa negociación deben tenerse en cuenta “los intereses” de la población de Malvinas.

El Reino Unido, que ocupa las islas desde finales del siglo XIX, promovió en 2013 un referendo entre el puñado de habitantes de origen británico que viven en las Malvinas, para que decidieran si querían o no seguir bajo la administración británica, con un resultado favorable a Londres. Por otra parte, el Gobierno argentino, que cuenta con el respaldo de toda América Latina, ha exigido a Londres negociaciones al respecto.

bhr/anz/nal

Commentarios