• El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu (izda.), y el presidente de EE.UU., Donald Trump, en el Aeropuerto Ben Gurion, 23 de mayo de 2017.
Publicada: martes, 14 de noviembre de 2017 18:40
Actualizada: miércoles, 15 de noviembre de 2017 5:54

Un exoficial de la CIA dice que Arabia Saudí e Israel buscan poner a EE.UU. en contra de Irán, ya que no pueden vencerlo por sí solos en una guerra eventual.

“Tanto Arabia Saudí como Israel saben que no pueden vencer a Irán y a sus aliados sin la participación activa de Estados Unidos”, observó Philip Giraldi, exfuncionario de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés) en un artículo publicado el lunes.

En el artículo, titulado ‘Arabia Saudí e Israel, conscientes de que no pueden derrocar a Irán, quieren arrastrar a EE.UU. a una guerra incontenible’, Giraldi añadió que estos regímenes necesitan crear una “amenaza” para iniciar una serie de pequeñas acciones militares que parezcan “defensivas” o “no controvertidas” a fin de atraer a Washington.

Una implicación militar de Estados Unidos en la región, no obstante, jugaría en contra de los intereses de la Casa Blanca, si bien, “serviría” a los objetivos de Riad y del régimen de Tel Aviv, enfatizó el exfuncionario de la Inteligencia estadounidense.

Tanto Arabia Saudí como Israel saben que no pueden vencer a Irán y a sus aliados sin la participación activa de Estados Unidos”, observó Philip Giraldi, exfuncionario de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por sus siglas en inglés).

 

Giraldi advirtió, asimismo, de que ambos regímenes, en particular Israel, cuentan con poderosos lobbies en Washington, a través de los cuales podrían presionar al Congreso de Estados Unidos para que aumente el papel del país norteamericano en el proyecto de iranofobia.

Giraldi predice que la escalada de tensión se iniciaría en El Líbano, donde la renuncia del primer ministro, Saad Hariri, presionada por Riad, ha creado una “inestabilidad verosímil”.

De igual modo, agregó que el régimen de Tel Aviv, que “está fuertemente apoyado por los saudíes”, podría usar esta situación para poner al Gobierno de Beirut en contra del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), con el que Irán comparte varias posturas sobre algunos asuntos a nivel regional e internacional.

La alianza tripartita Riad-Washington-Tel Aviv, según varios analistas, se formó para desestabilizar Oriente Medio; más en concreto, sobre el caso de Irán, Israel y Arabia Saudí siempre han secundado al presidente estadounidense, Donald Trump, en sus políticas contra Teherán.

ask/anz/myd/rba

Commentarios