• El príncipe Jaled Bin Salman, hijo piloto del rey saudí Salman bin Abdulaziz Al Saud, se sienta en la cabina de un avión de combate, en un lugar desconocido tras regresar de una misión en Siria.
Publicada: domingo, 23 de abril de 2017 2:17

Un hijo piloto del rey saudí Salman bin Abdulaziz Al Saud, fue nombrado como embajador del país árabe en Estados Unidos.

"El príncipe Abdulá Bin Faysal Bin Turki destituido como embajador de Estados Unidos. El príncipe Jaled Bin Salman Bin Abdulaziz nombrado embajador", ha informado este sábado la agencia de prensa oficial saudí, citando un decreto real.

Por su parte, el presidente del Comité de Asuntos de Relaciones Públicas de Arabia Saudí (SAPRAC, por sus siglas en inglés), Salman al-Ansari, ha afirmado que el príncipe Jaled, ejercía como piloto de la fuerza aérea del país.

El príncipe Abdulá Bin Faysal Bin Turki destituido como embajador de Estados Unidos. El príncipe Jaled Bin Salman Bin Abdulaziz nombrado embajador", ha informado la agencia de prensa oficial saudí, citando un decreto real.

Al-Ansari, que preside esta iniciativa privada para reforzar las relaciones entre Arabia Saudí y EE.UU., ha descrito al nuevo embajador saudí como un hombre "muy organizado, despabilado, juvenil y activo".

 

Esta acción adoptada por el rey saudí, podría ser una medida para mejorar las relaciones entre Riad y Washington, bajo el mandato del nuevo presidente de EE.UU., Donald Trump.

Los vínculos estadounidense-saudíes se vieron considerablemente afectados con la publicación de un informe de 28 páginas sobre el papel saudí en los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, así como la ley que permite a las víctimas del incidente demandar a Arabia Saudí.

No obstante, con la llegada de Trump, y su postura radical hacia ciertos países, como Irán, el gran rival de Arabia Saudí en Oriente Medio, las autoridades saudíes han intentado hacer lo imposible para restaurar y estrechar relaciones con Washington y favorecer sus intereses antiraníes.

Según un análisis de la Agencia de Cooperación en Seguridad de Defensa (DSCA), los contratos y buenos lazos entre Riad y Washington favorecen la política exterior y la seguridad nacional de EE.UU., ya que proveerán los beneficios de sus estrechos aliados políticos y económicos en Oriente Medio y el Golfo Pérsico.

myd/ktg/snz/nal