• Integrantes del grupo terrorista Boko Haram, en Nigeria.
Publicada: domingo, 5 de febrero de 2017 10:32
Actualizada: domingo, 5 de febrero de 2017 13:17

Donald Trump ‘no se debe quedar de brazos cruzados’ ante los esfuerzos de Arabia Saudí en África para expandir el radicalismo y la ideología del wahabismo.

La revista estadounidense The Globalista en un artículo publicado el viernes advirtió al presidente de EE.UU. de la expansión de la violencia en el continente africano; resultado de la inversión de mil millones de dólares que han hecho los saudíes en esa zona.

“Arabia Saudí ha lanzado descaradamente la más grande campaña de su diplomacia pública en el último medio siglo. Ha gastado más de 100.000 millones de dólares para desarrollar interpretaciones ultraconservadoras del Islam y ha reforzado a los extremistas en todo el mundo”, denuncia la revista.

Arabia Saudí ha lanzado descaradamente la más grande campaña de su diplomacia pública en el último medio siglo. Ha gastado más de 100.000 millones de dólares para desarrollar interpretaciones ultraconservadoras del Islam y ha reforzado a los extremistas en todo el mundo”, denuncia la revista estadounidense The Globalista.

De esta manera, desvela que Riad mientras rechaza una participación activa en la política, apoya el pensamiento takfirí y el aumento de la violencia que consiguió atraer a un grupo influyente tanto en la sociedad como en los altos círculos políticos, en especial en los países de mayoría musulmana en África.

A su juicio, el objetivo principal de la campaña saudí no es promover la religión islámica, sino dominar la geopolítica del Islam y específicamente reforzar su hegemonía en el mundo musulmán en la lucha que mantiene con Irán.

 

Uno de los últimos casos, la expansión del poder blando de Arabia Saudí en el oeste de África, agrega The Globalist, se remonta a 1999 en la región de Zamfara, epicentro del grupo terrorista Boko Haram en Nigeria.

El fundador de la banda, Mohamad Yusof, tenía vínculos con Riad que le concedió refugio en 2004 ante las operaciones militares del Gobierno nigeriano.

La revista, citando a periodistas y activistas nigerianos, asegura que hay una relación directa entre los dólares que gasta Riad en el norte de Nigeria y la aparición de la ideología salafista en esta parte del país africano.

Hay extensas evidencias de que Arabia Saudí, un aliado cercano de Estados Unidos, apoya, crea y financia a grupos terroristas de ideología takfirí que cometen todo tipo de crímenes alrededor del mundo.

msm/ctl/ftm/msf