• Un partidario del partido Alternative für Deutschland (AFD) muestra una pancarta anti-Merkel durante una manifestación en contra de la política de asilo del Gobierno alemán en la capital Berlin. 7 de noviembre de 2015
Publicada: domingo, 8 de noviembre de 2015 0:52

"Merkel debe irse", "traidora del pueblo", coreaban el sábado los manifestantes, enarbolando banderas alemanas o pancartas criticando la política de inmigración del Gobierno germano.

"Nos manifestamos contra el caos del asilo provocado por Angela Merkel", declaró la eurodiputada del partido populista convocadora de las protestas 'Alternative für Deutschland' (AfD), Beatrix von Storch, al comenzar la concentración frente a la alcaldía de Berlín, la capital del país.

Nos manifestamos contra el caos del asilo provocado por Angela Merkel", declaró la eurodiputada del partido populista convocadora de las protestas Alternative für Deutschland (AfD), Beatrix von Storch.

Los organizadores de la movilización tenían como consigna "El asilo tiene límites-Tarjeta roja para Merkel".

El partido AfD, creado en 2013 en una línea en principio anti-euro, organiza a menudo manifestaciones anti-refugiados en Alemania, ya que se opone a la política de acogida de migrantes que huyen de las guerras y persecuciones llevada a cabo por la canciller germana, Angela  Merkel, en tanto el país podría acoger a un millón de demandantes de asilo en 2015.

Por otra parte, unos 800 contramanifestantes, según cálculos de la policía local, intentaron perturbar la movilización acompañando su desfile con silbidos e insultos.

Por ello unos 1100 policías dispersaron una sentada e intervinieron para impedir a los contramanifestantes forzar las barreras instaladas.

La policía antidisturbios alemana impidió a los contramanifestantes opuestos a las manifestaciones convocadas por el partido AFD, en la capital Berlín, realizar una sentada. 7 de noviembre de 2015

 

Además, algunos de los manifestantes de ambos bandos se enfrentaron verbalmente, por lo que la policía tuvo que intervenir. Según una fuente policial, unas 40 personas fueron detenidas y un agente resultó levemente herido.

A fin de demostrar su solidaridad a favor de los refugiados la capital germana fue testigo de un total de cinco contramanifestaciones organizadas en esta jornada.

Una de ellas bajo el lema "Manifestación por un Berlín cosmopolita" fue apoyada por un amplio espectro de partidos políticos y sindicatos, reuniendo a unas 600 personas detrás de la puerta de Brandenburgo, según la policía. Los organizadores esperaban miles de asistentes.

El pasado 8 de octubre, miles de alemanes salieron a las calles para protestar contra las políticas adoptadas por la canciller Angela Merkel respecto a los solicitantes de asilo.

El 3 de noviembre último, dos políticos alemanes fueron amenazados de muerte por desconocidos, por defender la acogida de refugiados en Alemania.

La gestión de la crisis de refugiados en Alemania está creando un gran desbarajuste, no solo en las administraciones sino también a la canciller del país, que está perdiendo popularidad, sobre todo entre sus socios de Gobierno más conservadores.

krd/ktg/nal