• Un tanque Leopard de Alemania.
Publicada: domingo, 9 de agosto de 2015 0:19

Pese a la negativa de la Ley Fundamental de Alemania, la venta de armas de este país a los Estados árabes del Golfo Pérsico, entre ellos Arabia Saudí, se ha incrementado en un 50 %.

Las exportaciones de armas de Alemania a los países árabes del Golfo Pérsico se han duplicado hasta llegar a más de 3 mil millones de euros, entre enero y finales de junio de 2015, en comparación con el mismo período del año pasado, tal y como ha informado este sábado la revista alemana 'Der Spiegel'.

Según agrega el rotativo, Arabia Saudí se encuentra entre los principales importadores de los armamentos, en particular tanques fabricados por Alemania, de modo que durante los primeros 6 meses de este año gastó unos 177 millones de euros para comprar armas del país europeo.

Además, durante el mismo lapso de tiempo, el volumen de los suministros de armas a los otros países árabes como Kuwait y Catar, se ha duplicado desde 219 hasta 587 millones de euros.

Anteriormente, el vicecanciller alemán Sigmar Gabriel anunció una reducción de las exportaciones de armas, alegato por el cual la tasa de las exportaciones de armas alemanas debería reducirse a un nivel más bajo que el período anterior.

Sin embargo, precisa el diario, el Gobierno alemán ha aprobado considerablemente más las exportaciones de armas, junto con una subida de las licencias de exportación de equipamientos militares, ascendiendo a alrededor de 6 mil millones de euros.

Según cifras oficiales, el Reino Unido y el régimen de Israel, respectivamente se categorizan como el primer y el segundo comprador de las armas alemanas. Arabia Saudí se sitúa en el tercer lugar.  

El pasado mes de abril, Horst Seehofer, el primer ministro de la región de Baviera y presidente de la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), integrante de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller alemana Angela Merkel, brindó su apoyo a los planes de Berlín para exportar más armas a Arabia Saudí, país que lleva a cabo una guerra contra Yemen.

El presidente de la Unión Social Cristiana de Baviera (CSU), Horst Seehofer (izq) y el rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud.

 

Todo esto ocurre a pesar de que la Ley Fundamental germana prohíbe expresamente la exportación de armas a regiones en crisis.

En reiteradas ocasiones, los grupos pro derechos humanos han advertido que la mayoría de los Estados tiránicos árabes, aprovechan estas armas para oprimir a sus opositores internos y los movimientos populares en la región del Oriente Medio.   

mpv/ktg/nal