• Erdogan no renuncia a su agresión militar contra Siria
Publicada: domingo, 13 de octubre de 2019 18:13

El presidente de Turquía no se amedrenta ante las denuncias internacionales que ha despertado su ofensiva contra milicianos kurdos en el noreste de Siria.

Esto, mientras que el Ejército turco continúa su agresión en el país árabe, dejando más víctimas civiles.

Las amenazas y sanciones no impedirían la ofensiva de Turquía en Siria, así lo ha dejado claro el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

Una postura expresada luego de que Francia y Alemania anunciaron la suspensión de venta de armas a Turquía por la agresión contra los milicianos kurdos en la nación siria.

Hasta el momento Turquía continúa por el quinto día consecutivo su ofensiva en el país vecino. Al menos 26 civiles murieron este domingo en bombardeos o por disparos.

Según Erdogan, las fuerzas turcas controlan una zona de 109 kilómetros cuadrados del territorio sirio. Por otro lado el denominado Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) dice que las tropas turcas tomaron el control de la ciudad fronteriza de Tal-Abyad.

Entre tanto, el secretario de Defensa de EE.UU., Mark Esper, dijo que el presidente Donald Trump ordenó la retirada de hasta mil soldados estadounidenses del norte de Siria, en momentos en que unas 130 mil personas huyen de la zona bajo ataque turco, una cifra que se podría triplicar, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En este sentido, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, rechazó cualquier presencia ilegítima en el territorio sirio. Agregó que cualquier nueva constitución que se redacte para Siria debería garantizar los derechos de todos los grupos étnicos y religiosos.

La agresión turca en Siria ha provocado una ola de críticas internacionales. La canciller alemana, Angela Merkel, mediante una conversación telefónica con Erdogan, pidió el cese inmediato de su operación militar. Advirtió que ésta podría favorecer la desestabilización de la región y un resurgimiento del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

Desde Damasco vuelven a rechazar cualquier intervención extranjera en su territorio. Consideran que es una flagrante violación del derecho internacional.

akm/hnb

Comentarios