• El presidente ruso, Vladimir Putin (dcha.), y el premier israelí, Benyamin Netanyahu, reunidos en Moscú, capital rusa, 21 de abril de 2016.
Publicada: sábado, 23 de abril de 2016 7:43
Actualizada: miércoles, 13 de julio de 2016 10:29

En la cita del presidente ruso, Vladimir Putin, y el premier israelí, Benyamin Netanyahu, en Moscú (capital rusa), reinó un clima de tensión por los múltiples incidentes aéreos registrados entre las dos partes en Siria.

Aunque la reunión tenía por meta analizar la situación de Oriente Medio, la prensa israelí reveló el viernes que ambas partes abordaron, en una atmósfera tensa, las vías de cómo evitar que se produzcan incidentes entre las fuerzas aéreas rusas e israelíes en Siria, donde la primera bombardea las posiciones terroristas y la segunda las del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

La misma jornada del viernes el diario israelí Yedioth Ahronoth señaló que las fuerzas rusas en Siria dispararon al menos dos veces contra un avión militar israelí, sin que mencionara fechas ni ubicaciones del incidente. El rotativo tampoco indicó si los aviones israelíes sufrieron daños o no.

Si no intentamos solucionar estas fricciones cuanto antes, pueden convertirse en un asunto mucho más serio”, puntualizó el premier israelí, Benyamin Netanyahu

Aunque la información fue rechazada por el Gobierno ruso, Netanyahu la confirmó y aseguró que “había habido problemas” a la hora de coordinar las operaciones aéreas militares entre Israel y Rusia en los cielos de Siria.

“Si no intentamos solucionar estas fricciones cuanto antes, pueden convertirse en un asunto mucho más serio”, puntualizó Netanyahu hablando con periodistas.

Asimismo, el miércoles, medios israelíes anunciaron que un avión israelí, tipo F-16, y otro ruso, modelo Sujoi 27, se salvaron milagrosamente de chocar en el espacio aéreo de Siria.

Cazas F-16 del ejército del régimen de Israel.

 

Hace apenas una semana, el Canal 10 de la televisión israelí informó de que un avión de combate ruso se había aproximado a un caza israelí sobre aguas del mar Mediterráneo cercanas a la costa siria.

La prensa israelí también se hizo eco hace un mes de otro incidente en el que varios aviones de combate F-16 israelíes y jordanos se enfrentaron a cazas rusos en la frontera siria.

Yedioth Ahronoth informó que Netanyahu planteó el asunto, una de las principales causas de la tensión existente entre ambos lados, durante su encuentro con Putin, ocasión que el líder ruso aprovechó para asegurar que había razones comprensibles para estas complejas situaciones en Siria, ya que se vive una circunstancia complicada en la región de Oriente Medio.

Desde que Rusia iniciara una campaña de bombardeos contra objetivos del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en Siria, tras la petición de ayuda militar del presidente sirio, Bashar al-Asad, no han dejado de registrarse momentos de tensión entre las fuerzas aéreas del país euroasiático y el régimen de Israel.

Israel, que reconoce haber atacado en muchas ocasiones las posiciones del Ejército sirio y de las brigadas de Hezbolá en los altos de Golán sirios, considera esa región parte de su territorio. Los altos de Golán están ocupados por Israel después de que se los arrebatara a Siria durante la Guerra de los Seis Días, en 1967.

El régimen de Tel Aviv considera que los altos de Golán son israelíes, pero la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no reconoce las reclamaciones de Israel. La ONU reconoce la soberanía siria sobre ese área.

ftm/anz/msf

Comentarios