• El Líder de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, en una reunión con miembros del Consejo Supremo de la Revolución Cultural, 6 de diciembre de 2022.
Publicada: martes, 6 de diciembre de 2022 19:00

El Líder de Irán alaba logros de la Revolución Islámica en materia cultural, destacando cómo convirtió la “fascinación por Occidente” en la “protesta contra Occidente”.

En una reunión este martes con miembros del Consejo Supremo de la Revolución Cultural en Teherán, la capital, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha indicado que la Revolución Islámica, como un movimiento popular liderado por el fundador de la República Islámica de Irán, el Imam Jomeini (que descanse en paz), “cambió los fundamentos políticos, culturales y sociales y las falsas proposiciones que regían la mente de la gente”.

En este sentido, ha enfatizado que la Revolución Islámica cambió la cultura de la fascinación por Occidente “por la de la protesta contra Occidente”.

De igual modo, el Líder ha señalado que “nosotros no podemos” es una frase de la cultura errada que reinaba sobre la sociedad iraní antes de la Revolución Islámica.

Ha elogiado que la Revolución Islámica también cambió las mentalidades, de tal modo que muchas infraestructuras las realizaran expertos nacionales.

Destacando otro logro conseguido en los últimos 43 años, ha subrayado que la Revolución Islámica cambió la cultura del engreimiento y la celebridad por la del sacrificio y la abnegación en la vida personal de la gente.

Por otro lado, el Líder ha considerado necesaria la reconstrucción revolucionaria de la estructura cultural del país y una ingeniería cultural.

“La vigilancia constante, el reconocimiento preciso de las debilidades culturales en áreas como la sociedad, la política, la familia, el estilo de vida y otros campos, además de los esfuerzos por lograr soluciones científicas para eliminar las debilidades y promover las proposiciones culturales correctas, figuran entre los requisitos básicos de la ingeniería cultural del país”, ha recalcado.

Ha puesto hincapié en la necesidad de que el Consejo Supremo de la Revolución Cultural brinde soluciones científicas para difundir afirmaciones correctas y progresistas que observen y reconozcan las falsas propuestas culturales en diferentes campos.

tqi/jay/rba