• El comisionado general de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Philippe Lazzarini.
Publicada: jueves, 7 de diciembre de 2023 14:34

Un alto funcionario de la ONU denuncia ataques incesantes israelíes a Gaza y los califica como un “flagrante desprecio” por la vida de los civiles palestinos.

En una entrevista concedida el miércoles a la agencia de noticias Associated Press (AP), el comisionado general de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA), Philippe Lazzarini, dijo que no existe “absolutamente ningún lugar seguro” en la asediada Franja de Gaza para los civiles, ni siquiera en los refugios de la ONU, así como las llamadas “zonas seguras” designadas por el propio Israel.

Al desarrollar su postura, el funcionario indicó que, desde el estallido de la guerra en Gaza, más de 80 instalaciones de la ONU en la Franja de Gaza que albergan a civiles han sido atacadas “directa o indirectamente”.

De acuerdo con el jefe de la UNRWA, más de 220 palestinos murieron en tales agresiones y 130 empleados de la ONU también perdieron la vida en estos bombardeos.

“Creo que el flagrante desprecio de las instalaciones de la ONU (…) requerirá una investigación independiente en el futuro”, subrayó Lazzarini, al respecto.

 

De igual modo, declaró que los refugios gestionados por la ONU, que actualmente albergan a más de un millón de personas desplazadas, se encuentran en “condiciones sanitarias totalmente superpobladas y atroces”.

Esto mientras, la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (UNOCHA), ha declarado este jueves que más del 80 % de la población de Gaza, de 2,3 millones de habitantes, ha sido desplazada internamente, y la mayoría ha viajado al sur de la franja después de que se le ordenara evacuar el norte.

Israel inició su campaña de agresiones a Gaza el pasado 7 de octubre, tras ser sorprendido por la operación palestina Tormenta Al-Agsa. Desde entonces, al menos 16 248 palestinos han sido asesinados, la mayoría de ellos mujeres y niños, mientras que más de 43 616 han resultado heridos.

mmo/rba