• --
Publicada: sábado, 31 de enero de 2015 7:45
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 8:57

Estados Unidos colaboró con el régimen de Israel para asesinar, en 2008, al reconocido comandante del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Imad Mugniyah, informó el viernes el diario estadounidense ‘The Washington Post’. Cinco exaltos funcionarios de la Inteligencia estadounidense han confirmado al rotativo que la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) colaboró con el servicio de inteligencia israelí (Mossad) para preparar el coche bomba, cuyo estallido, el 12 de febrero de 2008, en Damasco, capital siria, se cobró la vida del alto comandante del movimiento libanés. Conforme a las afirmaciones de las referidas fuentes, la bomba, colocada en un neumático de una camioneta estacionada en Damasco, fue activada de manera remota desde Tel Aviv, en los territorios ocupados de Palestina, por agentes del Mossad que estaban en comunicación con sus homólogos estadounidense en la capital siria, quienes seguían los movimientos del alto titular de Hezbolá. Según el periódico estadounidense, el país norteamericano colaboró, asimismo, en la preparación de la bomba, que se probó hasta 25 veces en una instalación del estado de Carolina del Norte (este de EE.UU.). Washington siempre ha desmentido su participación en el asesinato de Imad Mugniyah por medio de un coche bomba. Esta noticia es divulgada por el periódico estadounidense doce días después de que una ofensiva brutal, llevada a cabo el pasado 18 de enero por un helicóptero militar israelí contra un convoy de Hezbolá en la región siria de Quneitra (en los altos de Golán sirios), acabara con la vida de seis miembros del movimiento islámico, entre ellos Yihad Mugniyah, hijo de Imad Mugniyah, además de un comandante iraní. En respuesta al mencionado atentado sangriento israelí, Hezbolá lanzó el miércoles un ataque con misiles antitanque que impactaron contra un vehículo del ejército del régimen de Israel en las granjas de Shebaa (sur de El Líbano), ocupadas por el régimen israelí. Tras el ataque de represalia de Hezbolá, el ejército del régimen israelí confirmó que al menos dos de sus soldados murieron y otros ocho resultaron heridos, no obstante, el movimiento libanés cifró en 17 el número de militares israelíes muertos. hnb/anz
Comentarios